El Ministerio francés de Agricultura ha decidido reforzar las medidas para evitar la entrada de virus de la Peste Porcina Africana (PPA) en Francia. Se ha acordado la suspensión de todas las actividades forestales en la zona de observación reforzada (ZOR) y no solo la actividad de caza. Por su parte, los cazadores querían que la caza se reabriera lo antes posible en esta área, lo que de momento no se va a hacer, sino al contrario, se quiere que haya el menor trasiego posible por el bosque.

No hay que olvidar que la situación de Francia es muy comprometida, ya que los casos de PPA en jabalíes detectados en Bélgica se encuentran a 10 km de la frontera francesa. Además, el número de jabalíes enfermos detectados en la zona belga de Étalle, en la provincia de Luxemburgo, no paran de subir día a día. El 13 de septiembre pasado se detectaron 3 animales enfermos y en la actualidad ya son 29 los detectados.

El Ministerio francés también ha anunciado que se está estudiando el establecimiento de dispositivos para prevenir el movimiento de jabalíes de la zona infectada de Bélgica al territorio galo. También se quieren implementar medidas reforzadas en las áreas afectadas, que estarán sujetas a controles estrictos para evitar cualquier introducción del virus en las granjas.

El Ministro francés de Agricultura, Stéphane Travert,  ha hecho una llamamiento colectivo para trabajar para proteger los intereses del sector a largo plazo. “Todos a su nivel, ganadero, transportistas, cazador debe mostrar la mayor responsabilidad para mantener Francia libre de la PPA”, ha dicho.