23/07/09

 

Navarra, referente internacional en el uso de las energías renovables

 

El Cambio Climático y las consecuencias que puede acarrear a nivel global es, hoy por hoy, uno de los mayores retos a los que se enfrenta la humanidad. La búsqueda de soluciones ante este grave problema de carácter medioambiental, económico y social nos obliga, en primer lugar, a modificar la actitud ante los recursos que nos ofrece nuestro entorno. Es una responsabilidad de todos, pero debe estar liderada por las Administraciones. En ese sentido, la Comunidad Foral de Navarra está ultimando la redacción de un Plan de Acción contra el Cambio Climático. Se trata de un conjunto de acciones relacionadas con el Medio Ambiente, la salud, la agricultura y la ganadería, la educación, la vivienda y, por supuesto, la energía.

 

Porque uno de los principales objetivos de la lucha contra el Cambio Climático es reducir nuestra emisión de gases de efecto invernadero. Navarra tiene una amplísima experiencia en este sentido gracias a la apuesta que viene realizando por las energías renovables desde hace casi 15 años. Desde mediados de los 90 Navarra se ha convertido en un referente internacional tanto en la investigación como en la aplicación de nuevos modos de obtención de energía que sean más eficientes y menos dañinos para el Medio Ambiente. En nuestra comunidad se encuentran algunas de las principales empresas del sector y el propio Centro Nacional de Energías Renovables, CENER. Este centro tecnológico se especializa en la investigación aplicada, el desarrollo y fomento de la energía eólica, la solar, la biomasa y la arquitectura bioclimática.

 

Los datos no dejan lugar a dudas: Navarra cubre actualmente el 65% de su consumo eléctrico a través de las energías renovables y espera alcanzar el 75% para 2010. Cabe recordar que el objetivo planteado para esa misma fecha para el conjunto de España es del 29,4% y para Europa del 21%. La consecuencia directa es que, gracias al desarrollo de las energías renovables, en nuestra comunidad se emite un 54% menos de CO2.

 

Estas cifras se han podido obtener gracias al tradicional uso que en Navarra se ha hecho de los saltos de agua para la obtención de energía hidráulica y al extraordinario empuje que en la última década se ha dado a la instalación de parques eólicos y solares. El próximo reto es el impulso a la obtención de energía mediante biomasa.

 

El Plan de Energías Renovables de España establece que la biomasa debería representar en 2010 un 45,54% de las energías renovables. Navarra está a la cabeza de España en número de hectáreas sujetas a proyectos de ordenación forestal, lo que también le asegura la posibilidad de realizar una gestión sostenible de esta fuente de energía limpia. Ya el Protocolo de Kioto apuntaba a esta fuente energética ya que el CO2 procedente de su combustión es el que las propias plantas han procesado durante su crecimiento. El aprovechamiento de biomasa forestal contribuye, además, a minimizar el riesgo de incendios, ayuda a mejorar el estado de los montes y, en las zonas rurales, su implantación puede crear puestos de trabajo desde las empresas dedicadas al aprovechamiento forestal, hasta las plantas de fabricación de combustibles con estos materiales.

 

La biomasa es, por tanto, otra oportunidad más de desarrollo para el mundo agrario. Un sector que está sabiendo aprovechar las posibilidades que le plantean las nuevas tecnologías de obtención de energía mediante el tratamiento de los residuos ganaderos. Experiencias que de forma pionera se están poniendo en marcha en Navarra y que, con el tiempo, terminarán asentándose como una fuente extra de ingresos para el campo.

 

Porque no hay que olvidar la variable económica: el llamado “empleo verde” es uno de los que más posibilidades de crecimiento tienen a nivel mundial. Solo en Navarra, 5.000 personas tienen un trabajo relacionado con las energías renovables que representan el 1,7% del mercado laboral de la comunidad, y que contribuyen con el 5% de nuestro PIB.

 

 

Begoña Sanzberro Iturriria

Consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente

Gobierno de Navarra