10/4/2014

Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid el firman con el MAGRAMA un acuerdo para implantar la licencia única de caza y pesca

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera firmó ayer con el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y los presidentes de Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid el protocolo de colaboración para la licencia única interautonómica de caza y pesca que habilita a su ejercicio en el ámbito de cualquiera de las comunidades firmantes. Además, el acuerdo invita al resto de comunidades a adherirse a este objetivo común que mejora la gestión de la caza y la pesca y facilita a los casi 910.000 cazadores y pescadores de los territorios firmantes, el 47 % del conjunto de España, el acceso a estas prácticas deportivas. Esta iniciativa es una de las primeras que se pone en marcha en el marco de la CORA (Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas) que pretende evitar duplicidades y lograr una administración más eficaz y eficiente que responda a las necesidades de los ciudadanos.

El protocolo firmado esta tarde evita que los ciudadanos tengan que repetir los mismos trámites y gestiones administrativas en cada comunidad autónoma en la que deseen realizar estas actividades redundando en una mayor eficacia administrativa y eficiencia en el gasto. Mediante el acuerdo se establecen actuaciones que marcarán la colaboración para la emisión de ‘licencias únicas’ de caza y de pesca que permitan el ejercicio de estas actividades en los ámbitos territoriales de las comunidades autónomas firmantes.

El ciudadano interesado de cualquiera de las cuatro comunidades autónomas dispondrá de una licencia única expedida por cualquiera de los territorios con independencia de su lugar de residencia, teniendo como requisitos ser ciudadano de la Unión Europea residente en España, una edad mínima para el ejercicio de la actividad, el abono de la tasa y no estar inhabilitado para la obtención de la licencia.

Se establece una misma tasa con el compromiso de las cuatro comunidades de fijarla en 70 euros. Respecto a los nuevos cazadores, se fija la superación de un examen u otro sistema de acceso equivalente que pueda establecer cada comunidad autónoma en la regulación de la aptitud y conocimiento en materias relacionadas con la actividad cinegética.

La nueva licencia única interautonómica habilita al titular de la misma a ejercer su derecho en el ámbito territorial de cualquiera de las comunidades. El plazo de vigencia de la licencia se establece por un año a partir del día de su expedición.

Por otra parte, cada comunidad autónoma se compromete a prestar al resto la información común y necesaria para el otorgamiento de licencias con efectos interautonómicos y, en particular, sobre el registro de infractores. Para ello, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), creará un soporte informático para el intercambio automático de la información de conformidad con lo dispuesto en la legislación de protección de datos: se crea un registro de cazadores y pescadores interautonómico, único para las comunidades autónomas firmantes implementando los datos de cada comunidad.

En este sentido, se creará una comisión de seguimiento integrada por dos representantes de cada comunidad y dos representantes del MAGRAMA que se reunirán semestralmente. El protocolo está abierto a la incorporación y adhesión de otras comunidades autónomas que lo deseen.

De cara al futuro, las comunidades firmantes se comprometen a establecer la tasa correspondiente a la licencia única interautonómica en sus respectivas leyes autonómicas de tasas. Además, Castilla y León establecerá unas pruebas de aptitud para la obtención de la licencia de caza, actualmente en tramitación.

Medida incluida en la CORA para lograr una administración más eficaz y eficiente

El protocolo de licencia única de caza y pesca se incluye en una de las medidas del Informe CORA (Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas del Gobierno de España) de coordinación y colaboración con la Junta de Castilla y León. Es una de las primeras medidas que se pone en marcha tras el compromiso adquirido por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, en la reciente reunión celebrada en Valladolid y que pretende reducir burocracia, eliminar duplicidades y mejorar, en definitiva, la atención al ciudadano de una forma más eficaz y eficiente. De esta forma, se pretende el reconocimiento mutuo entre las comunidades en la pesca y la caza evitando trámites burocráticos a los ciudadanos.

La caza y la pesca en cifras

La caza y la pesca son dos prácticas deportivas con un gran número de aficionados en Castilla y León que favorece la actividad de hostelería y restauración, el transporte, la energía, genera empleo, especialmente en el medio rural, impulsa el turismo en nuestra comunidad y fomenta la conservación y protección del entorno y el medio ambiente. La caza y la pesca en Castilla y León generan más de 360 millones de euros (300 millones la caza y 60 millones de euros la pesca).

Las cuatro comunidades firmantes suman un total de 909.435 aficionados con licencia de caza y pesca, el 47 % del conjunto de España, (datos de MAGRAMA con estadística cerrada a 2010).

En lo que se refiere a la caza, Castilla y León es el territorio con mayor superficie cinegética, más de una cuarta parte del territorio cinegético español. El 90 % de la superficie de Castilla y León es cinegética, con 10 reservas regionales de caza, cuatro cotos regionales, 5.961 cotos privados y 8 zonas de caza controlada. En total, 8,6 millones de hectáreas (casi 32 millones de hectáreas en España).

Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid suman un total de 16,4 millones de hectáreas cinegéticas, la mitad de la superficie de España. En cuanto a licencias de caza, las cuatro comunidades autónomas alcanzan la cifra de 416.044 licencias que suponen el 38,56 % del total de licencias expedidas en España. De esa cifra global, un total de 124.198 licencias corresponden a Castilla y León, el 11,5 % de las licencias expedidas en España, la tercera comunidad con mayor número de licencias expedidas por detrás de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura.

En cuanto a número de piezas capturadas, las cuatro comunidades suman 9.149.448 piezas, el 44,51 % del total de España con un valor estimado de 25,3 millones de euros. En Castilla y León, 1.744.244 piezas, el 8,5 % del total con un valor superior a 6 millones de euros.

Por lo que se refiere a la pesca, Castilla y León cuenta con más de 1.200 kilómetros de masas piscícolas, la cuarta parte de España, y atesora la mayor riqueza piscícola continental del país, especialmente la trucha común, y una de las más importantes en el contexto internacional (34 especies, casi el 50 % de las especies ibéricas, 21 de ellas autóctonas).

Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid suman el 45 % de las masas piscícolas de España, con 2.373 kilómetros. En cuanto a licencias, 1/5 parte de las licencias del país se expiden en Castilla y León (181.770 licencias, de un total de 851.759 en el conjunto de España). Castilla y León es la primera comunidad en número de licencias expedidas y el 25 % del total lo son por pescadores de otras comunidades autónomas.

Las cuatro comunidades autónomas firmantes suman un total de 493.391 licencias de pesca, el 58 % de las expedidas en España.

Plataforma online ‘desde casa’

La Junta de Castilla y León ha generado un sistema de gestión online que facilita la obtención, renovación o duplicado de licencias. Todos los cazadores y pescadores tienen la opción de realizar los trámites ‘desde casa’ sin necesidad de desplazarse a las oficinas administrativas o a las entidades financieras mediante una aplicación en la web www.jcyl.es.

La renovación de licencias a través del nuevo sistema se puede realizar introduciendo NIF/Pasaporte y el número de una de las licencias que se hayan tenido en vigor en los últimos cinco años. Se puede solicitar, pagar con tarjeta, recibir vía correo electrónico e imprimir la licencia que permite ejercer la actividad u obtener el duplicado de una licencia pagada.

Desde diciembre del año pasado se da una respuesta inmediata al ciudadano de tal forma que el aficionado sólo tendrá que facilitar el DNI/NIF, nombre y apellidos, fecha de nacimiento y el código de soporte físico del DNI (Código IDESP) que garantiza la seguridad e impide que se suplante la identidad del ciudadano. El sistema verifica los datos introducidos a través de una consulta automatizada a la base de datos de la Dirección General de la Policía.


M�s informaci�n sobre desarrollo rural



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.