30/10/2013

Científicos estadounidenses identifican genes para aumentar el contenido de aceite en las hojas de las plantas

Un equipo de científicos del Laboratorio Nacional Brookhaven del Departamento de Energía de Estados Unidos ha identificado un grupo de genes involucrados en la producción y acumulación de aceites en las hojas de las plantas. Este descubrimiento podría tener importantes aplicaciones para aumentar el valor energético de los cultivos comestibles y para los destinados para biocombustibles.

Según recoge ArgenBio, el líder del proyecto Changcheng Xu reconoce que “podemos transferir esta estrategia a los cultivos que se usan para generar energía renovable o para alimentación animal y se podría aumentar significativamente su contenido energético y valor nutricional (…) Pensémoslo en términos de calorías: si uno quiere eliminar calorías de la dieta, reduce la ingesta de grasas y aceites. Si por el contrario, uno quiere aumentar las calorías para hacer biocombustibles o engordar animales, agrega más aceite”.

Pero las plantas no almacenan mucho aceite en las hojas, sino en las semillas, donde sirve de reserva para nutrir al nuevo embrión. En este trabajo, el equipo científico encontró la manera de conseguir que las plantas almacenen aceite en las hojas, que son la forma más abundante de biomasa. Los investigadores tuvieron en cuenta que la acumulación de aceites en las semillas no se viera afectada.

Las investigaciones identificaron un gen llamado PDAT que cuando se anula reduce el contenido de aceite en las hojas y cuando se sobreexpone la producción aumenta unas 60 veces. Más adelante vieron que este gen está relacionado con la velocidad con que se fabrican los ácidos grasos.

Posteriormente estudiaron la posibilidad de activar no sólo el gen PDAT, sino también el gen de la oleosina, una proteína que recubre a las gotas de aceite en las semillas evitando que se fusionen formando grandes gotas, que pueden romperse. Al sobreepxoner estos dos genes lograron un aumento en la producción de aceite en las hojas 130 veces mayor que en las plantas control.

“Hicimos estos estudios con plantas de laboratorio, todavía tenemos que ver qué pasa con cultivos que se usan para alimentación animal y biocombustibles. También hay que estudiar la forma de extraer los aceites de las hojas, en el caso de usar este desarrollo para la obtención de biocombustible”, explica XU. Fuente: Fundación Antama


M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.