28/2/2013

Nota de APPA

APPA Biocarburantes considera inaudito que el Gobierno afirme que la grave rebaja de los objetivos de biocarburantes dará estabilidad al sector y contribuirá a crear empleo

“Nos apuñalan por la espalda, con nocturnidad y alevosía, nos dejan prácticamente muertos y encima dicen que lo han hecho por nuestro bien. Es una situación inaudita”, asegura Alfonso Ausín, Presidente de APPA Biocarburantes, tras comprobar que el Real Decreto-Ley (RD-L) aprobado por el Gobierno para rebajar los objetivos de biocarburantes afirma en su exposición de motivos que esta medida servirá para “asegurar cierta estabilidad al sector de los biocarburantes”. “Ciertamente, la muerte de un sector conduce a un estado de estabilidad total”, afirma Ausín, que considera también increíble que se incluya en una norma destinada a apoyar al emprendedor y estimular el crecimiento y la creación de empleo, una medida que va a contribuir a la pérdida de centenares de puestos de trabajo y a la ruina de un sector industrial emprendedor que ha invertido más de 1.800 millones de € para fabricar biodiésel y bioetanol en España.

Resulta igualmente falaz que en la misma exposición de motivos del RD-L se afirme que esta medida, “en ningún caso, compromete el cumplimiento de los objetivos comunitarios previstos para 2020”, cuando es evidente que contradice de forma flagrante la senda fijada en el Plan de Energías Renovables 2011-2020 para el cumplimiento del objetivo comunitario de que las energías renovables alcancen en 2020 en 10% del consumo final en el transporte, objetivo consagrado en España por la Ley 2/2011 de Economía Sostenible.

Tras la rebaja del objetivo obligatorio de biocarburantes para 2013 desde el 6,5% hasta el 4,1%, el consumo de biodiésel previsto en España para este año disminuirá alrededor de un 60% respecto al del año anterior (1,5 Mt), dado que se espera que un 30% de la obligación de este año se cumpla virtualmente con certificados de biocarburantes del año pasado traspasados a 2013, tal como permite la legislación vigente.

La demanda real esperada de biodiésel en 2013 (alrededor de 615.000 t) representaría de facto una cuota de mercado de tan sólo un 2,8% del total de carburantes diésel consumidos, una demanda que se cubrirá en un 80% con importaciones desleales procedentes de Argentina e Indonesia mientras el Gobierno no adopte las medidas regulatorias adecuadas que lo impidan.

“La rebaja de la obligación es la puntilla para un sector destrozado por las importaciones desleales de biodiésel desde hace seis años”, asegura Ausín, tras recordar que las plantas españolas trabajaron al 9% de su capacidad en 2012, frente al 15% de 2011 y el 21% de 2010, unos ratios totalmente insostenibles.

Tras la rebaja del objetivo mínimo de biocarburantes en gasolina desde el 4,1% al 3,9%, se prevé que la demanda de bioetanol prevista para este año descienda alrededor de un 10% respecto a la de 2012 (320.000 t), lo que unido a la posible disminución de las exportaciones, empeorará el ratio de funcionamiento de las cuatro plantas españolas de bioetanol.

Mediante la utilización injustificada de un RD-L, el Gobierno ha obviado su obligación de consulta previa a los sectores afectados, tras haber venido ocultando a la opinión pública desde el pasado mes de octubre que estaba tramitando un Real Decreto en el que se consideraba suficiente una rebaja de la obligación global de biocarburantes hasta el 6,1%.

El Gobierno pone con esta medida el último clavo en el ataúd del sector del biodiésel en España, tras haberse permitido durante años que las petroleras se aprovecharan de los incentivos fiscales y del dumping de las masivas importaciones desleales para actuar en detrimento de la industria española, condenada así a una lenta y mortal agonía.


M�s informaci�n sobre energias renovables



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.