25/10/2012

Nota de la FAO

Progresos para frenar la disminución de la diversidad genética del ganado

Si bien muchos países están tomando medidas para detener la erosión de los recursos zoogenéticos, cruciales para la alimentación y la agricultura, existen todavía graves carencias que deben solventarse con urgencia.

En el curso de una conferencia internacional se presentaron hoy informes de 80 países sobre los progresos realizados en la aplicación del Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos.

Los informes muestran que los gobiernos están empezando a poner en marcha programas para revertir la alarmante disminución en el número de razas ganaderas autóctonas.

Representantes de casi 100 países participan en el Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, reunido del 24 al 26 octubre para examinar la aplicación del Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos. El Plan fue adoptado en 2007 con el objetivo de mejorar la gestión de la biodiversidad ganadera mundial.

"La buena noticia es que, en promedio, los países que presentaron informes han comenzado a poner en práctica la mitad de las acciones acordadas en el marco del Plan de acción mundial, que van desde planes de conservación a encuestas sobre la cabaña ganadera y el desarrollo de políticas y marcos jurídicos que regulan la biodiversidad ganadera", explicó Irene Hoffmann, Jefa del Servicio de Recursos Zoogenéticos en la FAO.

Pero el progreso ha sido más señalado en los países desarrollados, con muchos países de África, el Cercano Oriente y Latinoamérica y el Caribe todavía rezagados.

El Cercano Oriente se considera una de las cunas de la diversidad ganadera. Fue aquí donde varias especies -incluyendo el ganado vacuno, ovejas, cabras y dromedarios-, fueron domesticadas por vez primera. África, con sus variados ambientes tropicales y subtropicales, es otro centro importante de diversidad.

Las razas autóctonas son importantes en la agricultura ya que están adaptadas a condiciones locales a menudo duras, poseen material genético único importante para los programas de mejora genética y suelen ser uno de los pilares del sustento de los hogares pobres, ya que son más fáciles de mantener que las razas exóticas. En un mundo amenazado por el cambio climático, las razas que son resistentes a la sequía, el calor extremo o las enfermedades tropicales, tienen un gran valor potencial.

22 por ciento de las razas en peligro de extinción

Según las últimas cifras disponibles, alrededor del 22 por ciento de las razas de ganado del mundo están todavía clasificadas como en peligro de extinción, aunque a menudo no se informa sobre las cifras de la cabaña o estas no están actualizadas, por lo que resulta difícil de estimar el verdadero estado de la diversidad ganadera.

A pesar de los progresos, en general limitados en los países en desarrollo, los informes nacionales indican que pueden encontrarse ejemplos de una puesta en marcha más activa en todas las regiones del mundo.

El establecimiento de planes de conservación para las razas amenazadas se encuentra relativamente avanzado en los países de Asia. En África y Latinoamérica existen ejemplos de éxitos a nivel nacional en casi todas las áreas prioritarias del Plan de acción mundial.

"Hay alrededor de 45 países que están preparando, o tienen ya preparadas, estrategias y planes de acción para los recursos zoogenéticos, y aproximadamente la mitad de estos países están en vías de desarrollo", añadió Hoffmann.

Nuevos proyectos

Los Gobiernos de Alemania, Noruega y Suiza han contribuido con más de un millón de dólares EEUU a una cuenta fiduciaria de la FAO para apoyar la puesta en marcha del Plan de acción. La FAO ha anunciado los primeros ocho proyectos en 22 países para mejorar la gestión de los recursos zoogenéticos.

Países de la ex Yugoslavia se unirán a Albania y Bulgaria para conservar la amenazada raza Busha de ganado vacuno, Etiopía, Kenia y Uganda colaborarán en la mejora de la gestión de sus recursos genéticos autóctonos de los pollos y Bolivia y Perú trabajarán juntos para implementar proyectos de cría de llamas; un proyecto regional en el Pacífico sudoccidental establecerá centros de conservación para pollos y cerdos en las Islas Cook, Niue y Fiji; Argelia y Marruecos colaborarán en la conservación de la raza de ovejas Béni Guil, y un proyecto en Gambia, Guinea, Malí y Senegal investigará el impacto de la producción de la ganadería trashumante en la gestión de la diversidad genética. Además, se ejecutarán proyectos a nivel nacional en Mozambique y Togo, centrados en los recursos genéticos del ganado vacuno y avícola, respectivamente.




Más información sobre vacuno



Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.