13/7/2012

Nota de Plant Research International

Nuevo equipo de ADN revela el riesgo del virus asociado a la vena grande de la lechuga supuestamente sin síntomas

Plant Research International, parte de Wageningen UR, ha utilizado su equipo de secuenciación de ADN de última generación para mostrar que es el virus asociado a la vena grande de la lechuga (LBVaV) en sí mismo el que provoca síntomas necróticos en lechugas. Durante años, se ha supuesto que el virus estaba presente en las lechugas sin mostrar ningún síntoma. Gracias a este nuevo conocimiento sobre la verdadera naturaleza del virus, las empresas de cría pueden hacer mejor frente a los riesgos del virus.

El LBVaV se da siempre en un complejo con otros virus que producen las enfermedades conocidas como vena grande de la lechuga y necrosis anular de la lechuga. La comerciabilidad de las lechugas se ve considerablemente reducida cuando muestran manchas y anillos necróticos.

¿Qué virus es el responsable?

En la lechuga se dan principalmente dos enfermedades transmitidas por el suelo: la vena grande de la lechuga y la necrosis anular de la lechuga. Ambas enfermedades son provocadas por virus del género Ophiovirus: el virus Mirafiori de la vena grande de la lechuga (MiLBVV) y el virus de la necrosis anular de la lechuga (LRNV).

El virus asociado a la vena grande de la lechuga, LBVaV, está casi siempre presente al mismo tiempo que los otros dos virus. Puesto que la ausencia del LBVaV no cambiaba nada en cuanto a los síntomas provocados por los otros dos, se supuso que no provocaba síntomas en sí mismo. En algunos casos, no obstante, había síntomas necróticos en lechugas infectadas únicamente por MiLBVV y LBVaV (y no por LRNV).

Científicos de Plant Research International decidieron estudiar por tanto la posible implicación del LBVaV en esos síntomas.

Difícil de estudiar

El LBVaV es un virus altamente inestable que es muy difícil de aislar de las plantas y por tanto muy difícil de estudiar individualmente. Martin Verbeek, virólogo vegetal de Plant Research International, consiguió aislar el virus del complejo formado con los otros virus de la lechuga conocidos empleando nuevas tecnologías de inoculación y después multiplicarlo individualmente en plantas indicadoras. El virus se transfirió posteriormente a lechugas sanas que adquirieron así la enfermedad.

Las plantas mostraban un síndrome con manchas y anillos necróticos. Resultaba, no obstante, imposible descartar que hubiera otros virus desconocidos implicados en la aparición de esos síntomas necróticos.

Secuenciación de última generación

La prueba de que el LBVaV era la causa de los síntomas necróticos se obtuvo utilizando un equipo de secuenciación de ADN de última generación, que puede detectar material genético de virus en las plantas a nivel del ADN y en un breve período de tiempo. Puede ayudar incluso a descubrir virus "escondidos". En las plantas de lechuga infectadas con LBVaV donde aparecieron los síntomas necróticos, el único virus encontrado fue el LBVaV (su ARN). No se encontró presente material genético de otros virus. Eso demuestra que el LBVaV sí produce síntomas y por tanto afecta a la comerciabilidad de las lechugas.

La secuenciación de última generación ha demostrado ser una herramienta excelente para descubrir las características reales de un virus que previamente se suponía ocasionaba muy poco daño. Es el primer ejemplo de asociación exitosa entre la tecnología molecular más moderna y lo que ha sido el patrón oro desde el siglo 19, los postulados de Koch.


Publicación:

Artículo "Evidence for Lettuce big-vein associated virus as the causal agent of a syndrome of necrotic rings and spots in lettuce" en Plant Pathology, Doi: 10.1111/j.1365-3059.2012.02645.x

Plant Research International es parte de la organización internacional de conocimientos Wageningen UR (Universidad y Centro de investigaciones). La misión es 'explorar el potencial de la naturaleza para mejorar la calidad de vida'.
En Wageningen UR, nueve institutos especializados y de ciencias aplicadas, la Plant Research International Universidad de Wageningen y la escuela politécnica de Van Hall Larenstein aúnan fuerzas para aportar una solución a las importantes cuestiones en el campo de alimentación sana y entorno Con unas 40 oficinas (en los Países Bajos, Brasil y China), 6500 empleados y 10.000 estudiantes, Wageningen UR entra dentro de las instituciones de conocimiento más destacadas internacionalmente dentro de su campo. El enfoque integral de los problemas y la colaboración interdisciplinar entre la biología, tecnología y ciencias sociales forma la base del enfoque Wageningen.

Más información sobre frutas y hortalizas



Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.