10/4/2012

Nota del COPA-COGECA

El COPA-COGECA advierte de que el modelo de la UE para el cálculo de la incidencia del biodiésel en las emisiones contiene fallos

El Copa-Cogeca organizó la pasada semana un importante debate en torno a la política europea en materia de biocombustibles y a la incidencia de los cambios del uso de las tierras en las emisiones de gases de efecto invernadero; durante el cual ha advertido de que el modelo de la UE para el cálculo de la incidencia del biodiésel en las emisiones contiene fallos fundamentales y varía enormemente de los modelos y las clasificaciones que se emplean en los EE.UU. "En
EE.UU., los beneficios del biodiésel a base de canola, en términos de reducción de emisiones, son harto conocidos", ha señalado Gerard Tubery, Presidente del grupo de trabajo "Oleaginosas y proteaginosas" del Copa-Cogeca.

Esta iniciativa ha tenido lugar después de que el grupo de trabajo del Copa-Cogeca discutiese con más detalle los informes que evalúan la incidencia del cambio del uso de las tierras en las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la demanda de biocombustibles en 2020, encargados por la CE al Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas
Alimentarias (IFPRI)1 y al Centro Común de Investigación (CCI)2 . El Sr. Tubery ha insistido en que "es absurdo que los informes fomenten la idea de que el biodiésel a base de colza es más dañino que el bioetanol. No hay consenso en cuanto a esta idea a escala internacional. De hecho, en EE.UU. el biodiésel a base de canola está reconocido como biodiésel avanzado".

El Secretario General del Copa-Cogeca, Pekka Pesonen, cree que los biocombustibles ofrecen numerosas ventajas de cara a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y, además, crean empleo en las zonas rurales de la UE.

Asimismo, pueden producirse de manera sostenible en la UE, sin ser responsables de cambios indirectos del uso de las tierras. El aumento de la producción de biocombustibles en la UE también alivia la presión en las tierras en los países no europeos y ayuda a combatir la desforestación de los bosques tropicales. El desarrollo del biodiesel es importante, al poder aprovecharse simultáneamente la planta de colza tanto para la producción de biodiesel como para pienso asequible. De hecho, sólo una parte de las semillas oleaginosas, de los cereales y de las remolachas azucareras utilizadas para producir biocombustibles se convierte realmente en energía. La mayor parte la acapara el sector de la alimentación animal, para su uso como pienso. Se destinan al biodiésel entre seis y ocho millones de toneladas de aceite de colza de los 160 millones de toneladas a los que asciende la producción mundial de aceites y grasas vegetales.

"Por consiguiente, resulta inaceptable que estos informes se empleen para elaborar una evaluación de impacto de las opciones políticas barajadas de cara a la propuesta legislativa de la UE en 2012 sobre los cambios indirectos del uso de las tierras asimilables a los biocombustibles", ha concluido el Sr. Pesonen.


M�s informaci�n sobre energias renovables



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.