26/7/2011

Nota de GENCAT

Los Agentes Rurales de Cataluña intervienen 354 pájaros protegidos en diversas operaciones contra el tráfico ilegal de pájaros fringílidos

El cuerpo de Agentes Rurales del Departamento de Agricultura de Cataluña ha llevado a cabo durante las últimas semanas diversas actuaciones contra el tráfico de especies protegidas y contra el comercio de artes de caza y captura prohibidos. La mayoría de los ejemplares decomisados son pájaros noveles (nacidos esta primavera) de las especies jilguero, verderón y pardillo común. Entre los artes de caza intervenidos hay 30 redes japonesas.

La primera actuación se llevó a cabo el día 20 de junio, a raíz de la investigación de una persona que presuntamente traficaba con una gran cantidad de pájaros fringílidos. Después de varios días recogiendo la información necesaria para llevar a cabo la intervención de los animales, los Agentes actuaron en el momento en que el sospechoso llegaba a su domicilio con 125 pájaros.

La segunda actuación fue durante el fin de semana siguiente, coincidiendo con el mercado semanal que se celebra los domingos en la localidad de L'Hospitalet de Llobregat. Se intervinieron 112 pájaros antes de que las dos personas que llevaban los comercializaran.

La tercera actuación fue en la comarca de Osona coincidiendo con la celebración de un concurso pajarero. Se intervinieron un total de 117 pájaros que estaban dentro de un vehículo almacenados en cuatro gaviones colectivos.

El precio de venta de pájaros noveles que se ha podido constatar fluctúa entre los 15 € y los 30 €, según la oferta y la demanda.

También, el mismo día, dentro de una furgoneta, en el municipio de Orís, se encontró material específico para cazar pájaros entre varios accesorios relacionados con la cría y el mantenimiento de aves. Se han podido decomisar un total de 30 redes japonesas, 8 botes de muérdago, 7 juegos de redes abatibles, 1 trampa-jaula, 4 reclamos electrónicos específicos para pájaros y 18 chips electrónicos grabados para ser reproducidos con los reclamos que contienen el canto de diversas especies de aves como el verdecillo, la alondra, el verderón, el jilguero, el pardillo común, el pinzón común, el zorzal común, etc.

El material intervenido es utilizado para capturar de forma ilegal diferentes tipos de pájaros. Las redes japonesas son un arte de caza muy eficaz, ya que una vez dispuestas para capturar pájaros son prácticamente imperceptibles para las aves, por lo que son muy utilizadas por las personas que se dedican a la caza de las aves de forma furtiva debido de su óptima eficacia y difícil detección por parte de los Agentes.

Durante días, agentes del Grupo de Apoyo de Fauna y Flora del cuerpo de Agentes Rurales estuvieron recogiendo la información necesaria para llevar a cabo estas actuaciones.

Se trata de unas actuaciones relevantes, dado que la Fiscalía Provincial de Barcelona de Medio Ambiente y Urbanismo ha abierto una investigación por la comercialización de especies protegidas en lugares públicos del área metropolitana de Barcelona.

Todos los animales decomisados fueron trasladados al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Torreferrussa del DAAM.

En relación directa con el comercio ilegal, efectivos del cuerpo de Agentes Rurales de las comarcas de Barcelona en servicios de vigilancia rutinaria han detectado este año un fuerte incremento del furtivismo en la caza de estas aves. En el año 2010, el primero en que se prohibió la captura de pájaros fringílidos, los Agentes redactaron 8 atestados por un presunto delito contra la fauna; este año, han redactado hasta hoy 18 atestados, lo que supone un aumento del 125%.


Más información sobre medio ambiente



Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.