24/6/2011

Nota del foro Agrario

“La cadena de valor de la cerveza”

La Fundación Foro Agrario, en colaboración con el Centro Euro-Latinoamericano y Medio Ambiente (CELALE) y dentro de su Observatorio de Seguridad Alimentaria y Análisis de la Cadena de Valor, ha celebrado en Madrid un Taller de Debate dedicado a analizar los principales problemas y las posibles soluciones que se presentan en la Cadena de Valor de la Cerveza. Han participado treinta expertos pertenecientes a los sectores de la Producción, Distribución, Comercialización y Consumo, así como del mundo empresarial, la Administración Pública, la Universidad y Centros de Investigación y Organizaciones No Gubernamentales.

La presentación fue llevada a cabo por D. Pedro Urbano Terrón, Presidente de la Fundación, interviniendo a continuación D. Julián Briz, Coordinador del Observatorio de Seguridad Alimentaria y Análisis de la Cadena de Valor.

Presentaron Comunicaciones, D. Ernesto Ríos (MARM), D. Jacobo Olalla (Cerveceros de España), D. Fermín Cremades (Malteros de España), D. José Antonio Magadán (Sociedad Española del Fomento del Lúpulo), D. Juan Ciriza (FIAB), D. Jesús Román (SEDCA), D. Emilio Gallego (FEHR) y Dña. María Jesús Callejo (UPM).

A continuación se desarrolló un animado Debate entre los expertos participantes, exponiendo sus puntos de vista sobre problemas concretos y posibles soluciones. Los expertos reunidos aprobaron las siguientes


CONCLUSIONES PROVISIONALES

1. La cerveza es un alimento natural fermentado, de origen agrario y uso alimentario con una gran tradición histórica, que ha de disfrutarse con moderación y responsabilidad. La cerveza forma parte de la Dieta Mediterránea, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La dieta no solo implica el tipo de alimentos, sino el contexto en que se toman.

2. La importancia del sector cervecero en la economía española es significativa. En 2010 se produjeron 33,4 millones de Hl y su facturación supera los 3.000 millones de euros, con un ratio de ventas por trabajador de 468.000 euros, generando 225.000 puestos de empleo directos e indirectos.

3. En el contexto de la UE, España es el cuarto productor de cerveza, siendo el tercer país que más empleos genera después de Alemania y Reino Unido.

4. El consumo per cápita de cerveza, en 2010, en España, fue de 48 litros, con un descenso de 4,7 % respecto al año anterior. El consumo de cerveza sin alcohol se mantiene, siendo España líder en Europa, con un 13%.

5. El 66% de la cerveza se consume en hostelería y restauración, pero durante el año 2010 se consumió un 6% menos en este sector que el año anterior. Cualquier medida que pueda afectar al consumo en este canal disminuye considerablemente el valor añadido del sector cervecero (reducción de impuestos directos y especiales, generación de empleo, etc.).

6. El consumo moderado y responsable de la cerveza es saludable en adultos sanos, sin contraindicaciones fisiológicas, recomendándose 2-3 unidades/día para los hombres y 1-2 para las mujeres.

7. La búsqueda de la diferencia y de la máxima calidad por parte de los productores hace a éstos preocuparse por los atributos sensoriales de la cerveza, los flavores determinantes de la calidad y su origen. Existe una interrelación entre los tipos de cerveza y los atributos sensoriales, lo que unido al análisis de los ingredientes (malta, lúpulo, levadura, agua) y sistemas de fermentación (baja o Lager, alta o Ale, espontánea o Lambic) constituyen un campo de estudio e innovación muy dinámico.

8. El sector de restauración considera la cerveza como la bebida estrella que le aporta una cuota significativa de sus ingresos, especialmente en la modalidad de “cañas y tapas”. Los hábitos de consumo en España han venido siendo diferentes a otros países europeos. En nuestro país se consume en grupo y en bares (un 66%) y en hogares (33%), habitualmente como medio de interacción social. Como contraste, en otros países, el consumo es individual, tratando de ingerir unas cantidades habitualmente más elevadas. En los últimos años ha surgido en España el fenómeno del botellón, en el que la gente joven se reúne en espacios abiertos para ingerir bebidas alcohólicas, a la vez que se han introducido otros consumos abusivos que se encuentran lejos de nuestras pautas tradicionales de consumo de bebidas y ocio. Si bien la cerveza no es la protagonista de los casos de abuso, ambos sectores, hostelero y cervecero, abogan por la educación y prevención para mantener los hábitos tradicionales de nuestro país, en el que las bebidas fermentadas se consumen con alimento y en los bares, como principales espacios de encuentro social.

9. En el subsector maltero se consumen especialmente ciertas variedades de cebadas, siempre buscando la excelencia y el sabor diferencial, utilizándose en España unas 650.000 Toneladas/año. Las variedades seleccionadas deben someterse a adecuadas prácticas de cultivo, auditorías y controles de almacenamiento y transporte, test de germinación y tratamiento adecuado para no perder su calidad maltera. Con ello se trata de lograr un mayor valor añadido, aunque se enfrentan a problemas del coste de semillas certificadas, falta de transparencia y volatilidad de los mercados de cereales.

10. Los cultivadores de lúpulo están en una continua reestructuración quedándose en 2010 con 500 Hectáreas, una producción de 1.000 toneladas y 250 cultivadores ubicados, esencialmente, en la provincia de León. Entre los principales retos a que se enfrentan destacan una mayor profesionalización, los cambios tecnológicos en el cultivo y el relevo generacional.

11. El compromiso ambiental del sector cervecero se orienta hacia la optimización de los recursos utilizados, mejora continua de los indicadores ambientales y fomento de una cultura ambiental empresarial. Para ello las empresas cerveceras siguen unas líneas de actuación que contemplan la revisión de procesos y evaluación de su impacto ambiental, la inclusión de la variable ambiental en el desarrollo de negocios, tratando de minimizar las emisiones de residuos e implicando a la fuerza laboral.

12. En los siete últimos años el sector cervecero español ha invertido unos 60 millones de euros en la protección y mejora medioambiental, lo que ha tenido efectos muy positivos en los indicadores que la evalúan.

13. Los efectos de la cerveza sobre la salud vienen siendo ampliamente constatados y, de forma especial, destaca su carácter antioxidante, lo que supone una mejora en las enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y cáncer, entre otras. Debe fomentarse su consumo moderado.

14. Uno de los objetivos de los ministerios de agricultura europeos es la creación de un foro que ordene las relaciones de la cadena de valor (producción, industria, distribución) siendo complementado con la innovación, las buenas prácticas y la competitividad en el sistema alimentario.

15. Las acciones a desarrollar por los grupos agroalimentarios españoles deben tener presente las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel de la UE, sobre competitividad alimentaria, centrados en política agraria y medioambiental, mercado interior, funcionamiento de la cadena alimentaria, investigación e innovación, comercio y exportaciones.

Los asistentes a la Jornada agradecen a la Fundación Foro Agrario la oportunidad de haber participado en este Taller de Debate y la encomiendan que haga llegar estas Conclusiones a las distintas instituciones y representaciones políticas, económicas y sociales de ámbito autonómico, nacional y comunitario, con intereses y responsabilidades en la Cadena de Valor de la Cerveza.


Más información sobre alimentacion



Con la excepción de las disposiciones legales, está expresamente prohibida la reproducción y redifusión sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculación en páginas de marcos.