22/12/2010

Los transgénicos, wikileaks y la coherencia política

Juan José Peinado Vacas (Ingeniero Técnico Agrícola)

Confieso que, aunque mi grado de desafección por la casta política es bastante elevado y viene de lejos, el conjunto de las revelaciones de Wikileaks (WL) ha conseguido incrementarlo aún más (si cabe) ya que, coincidiendo con la opinión expresada por el director del diario El País en una artículo de opinión que, sobre el tema, publicaba en su edición del pasado domingo, creo que los papeles de WL “…revelan como nunca antes hasta qué grado los políticos de Occidente han estado engañando a sus ciudadanos”.

Sirvan como ejemplo las revelaciones de los cables de WL hechos públicos en la citada edición del diario, las cuales nos permiten conocer que los Gobiernos de Estados Unidos y España alcanzaron un acuerdo para defender los Organismos Genéticamente Modificados (OMGs) e incluso, según se desprende de algunos de esos cables, España solicitó a EEUU que presionara ante Bruselas a favor de los transgénicos.

La información da un protagonismo especial a distintas opiniones y comunicados del Secretario de Estado de Medio Rural (Sr. Puxeu) al que presenta (a él personalmente e imagino que, dado su alto cargo, al Estado Español) como abanderado y paladín de los OMGs en la Unión Europea (UE) lo que, en mi opinión, contradice las decisiones que, sobre este tema, ha tomado el Gobierno de España en los foros políticos europeos (e incluso nacionales) en los últimos años.

En cuatro ocasiones diferentes (junio de 2005, diciembre de 2006, febrero de 2007 y marzo de 2009), ya con el partido socialista en el Gobierno, el Consejo de Medio ambiente de la UE rechazó por mayoría cualificada propuestas de la Comisión que pretendían desautorizar el establecimiento de medidas de salvaguarda nacionales prohibiendo el cultivo de OMGs (debidamente aprobados en la UE: p.e: el maíz MON810), ya que dichas medidas de salvaguarda carecían de base legal habida cuenta que los resultados de los informes científicos de evaluación de la propia UE, concluían que no existía información científica adicional (tras la aprobación de aquellos OMGs) que permitieran justificarlas.

Pues bien, ¿sabe la Embajada de EEUU cual fue el sentido del voto de España en aquellas cuatro ocasiones?; imagino que sí dada la catarata de información con la que, gracias a WL, sabemos que cuenta, pero en cualquier caso voy a recordarlo: En 2005 y 2006 (siendo titular de Medio Ambiente la Sra. Narbona) España votó en contra de la propuesta de la Comisión. En 2007, también con la Sra. Narbona al frente del Departamento, se abstuvo y, en 2009 (ya con las competencias mediambientales en el Departamento del que el Sr. Puxeu es alto cargo) España volvió a votar en contra de la propuesta de la Comisión debido, al parecer, a unas sorprendentes “razones de procedimiento” (¿?).

Según revelan los papeles de WL publicadas por El País, las “razones de procedimiento” que motivaron el voto negativo de España a la propuesta de la Comisión de 2009 no eran otras que apoyar a Francia (en pago la decisión del Sr. Sarkozy de permitir que España acudiera como invitada francesa al G-20) que allá por los albores de 2008 decidió prohibir en su territorio el cultivo (no la comercialización) del maíz MON810 ya que, según el Gobierno francés, genera “..posibles efectos tóxicos adversos a largo plazo sobre lombrices, los isópodos, los nemátodos y las mariposas monarca”. Esta prohibición, sin embargo, no ha impedido que el pasado mes de julio ese mismo Gobierno francés decidiera incluir en su Registro Nacional de Variedades ¡¡36!! variedades conteniendo el evento MON810 (la coherencia en las actuaciones en la casta política se ve que no conoce fronteras) las cuales y de acuerdo con el artículo 3.3 de la Directiva 2002/53/CE, podrán comercializarse y cultivarse en cualquier Estado miembro.

En un artículo publicado el pasado mes de septiembre en esta misma web (1), el que suscribe se permitió cuestionar que un país integrante de una pretendida potencia mundial (en una actuación mas propia del Cártel de Medellín que de un Estado miembro europeo) se permitiera comercializar un producto que algunos de sus expertos (expertos en nómina, claro) consideran que representa algún tipo de riesgo para el medio ambiente.

Por otra parte, la decisión francesa de prohibir el cultivo del maíz MON810 así como el apoyo “incondicional” de España a esa decisión en el Consejo de Medio Ambiente de 2009, contribuyen a socavar el prestigio y credibilidad de la Autoridad la Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y a la propia Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). En este sentido me permito recordar al Sr. Puxeu que en enero de 2008 y en relación con la decisión francesa de prohibición del MON810, manifestaba su mas “..claro rechazo a decisiones unilaterales” y añadía con firmeza que “..la postura española respecto a los OMG siempre será la que adopte la EFSA”.

Hay que resaltar que en respuesta a la decisión unilateral de prohibición de Francia, 23 expertos franceses de EFSA y/o la Autoridad Francesa de Seguridad Alimentaria (AFSSA) tuvieron el coraje de firmar un documento en el que mostraban su indignación por la manipulación política de sus trabajos al tiempo que subrayaban su independencia. No me consta que, en respuesta al voto de apoyo “por razones de procedimiento” de España, se produjera una respuesta similar por parte de alguno de los expertos españoles de EFSA y/o AESAN. Cualquier malintencionado interpretaría que esa falta de respuesta estaría motivada por lo que, en otro artículo publicado también en esta web yo definía como “Complejo de Adulador” (2).

A nivel estrictamente personal, considero que la biotecnología agrícola debe valorarse fundamentalmente como una muy precisa herramienta de selección que contribuiría, no me cabe duda, a incrementar la producción mundial de alimentos para atender las necesidades del aumento de población (en las conclusiones de la cumbre alimentaria de la FAO celebrada en 2008 se estimaba ese necesario incremento en un 50% en los próximos 22 años). Considero igualmente que, tal como manifestaba el Dr. Norman Borlaug (Premio Nobel de la Paz en 1970 por sus trabajos de investigación que dieron origen a lo que se conoce como “Revolución verde”) durante una visita a España en el año 2000, sería esencial impulsar programas de investigación en el sector público, financiados por los gobiernos y desarrollados en institutos internacionales que no tengan vinculaciones con las firmas privadas. Este objetivo parece sin embargo inalcanzable en un escenario europeo (y mundial) dominado por un liberalismo atroz en el que gobiernan los mercados e imperan las privatizaciones.

En cualquier caso, me permitiría sugerir al Sr, Puxeu que en su condición de alto cargo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y dado el interés que, según indican WL, parece que tiene en “mantener la presión sobre Bruselas para que la biotecnología siga siendo una opción para los EEMM”, quizás sería conveniente que, en aras de una deseable armonización legislativa europea sobre este tema, diera las órdenes oportunas para que se procediera a la corrección de los relevantes errores incluidos en la transposición de la normativa comunitaria al Ordenamiento Jurídico Nacional, los cuales, me atrevo a aventurar incluso desde mi condición de “lego” en temas jurídicos, la vacían absolutamente de contenido legal. Por ejemplo (y entre otros):

=En el artículo 3.1.a) de la Ley 9/2003 se indica que (la Administración del Estado será competente en) : “Otorgar las autorizaciones para la comercialización de organismos modificados genéticamente o de productos que los contengan” lo cual, como usted sabe, es un considerable error, ya que las autorizaciones de comercialización de OMGs es una competencia europea enmarcada en su procedimiento comitológico.

=El artículo 38.2 del Real Decreto 178/2004 que desarrolla la citada Ley 9/2003 indica que el plazo de validez de 10 años de la autorización de un vegetal OMG con vistas únicamente a la comercialización de sus semillas se inicia a partir de la fecha en que la primera variedad conteniendo dicha MG se inscriba en el Registro de semillas de España. Cuando, como usted sabe, la normativa europea indica que dicho plazo de validez se inicia en el momento en que la primera variedad conteniendo dicha MG se inscriba en el Registro de cualquier Estado miembro.

Pero en fin, usted decidirá.

Decía al inicio de este artículo que mi desafección por la casta política viene de lejos y no me resisto a recordar como el ejemplo, al menos para mí, mas paradigmático de la incoherencia a las que nos tienen acostumbrados los representantes de la casta política, el de aquel político que tras manifestarse de forma furibunda en contra de la incorporación de España en la Alianza Atlántica (OTAN) cuando estaba en la oposición (y más tarde, ya con responsabilidades de gobierno, abogaba con vehemencia por la salida de la misma) no dudó, tiempo después, en ocupar un “carguete sin importancia” en dicho Organismo. Creo que de Secretario General. ¿Les suena?.


(1) La Biotecnología, la Integración europea y el Sr. Durao Barroso

(2) Los transgénicos, la cláusula de salvaguardia y el “Complejo del Adulador”.

Madrid, diciembre 2010


M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.