15/10/2010

ISMUR: 15 de octubre, Día Mundial de la Mujer Rural

Tras la celebración de la IV Conferencia Mundial de la Mujer de Pekín, la ONU instauró el 15 de Octubre como el “Día Mundial de la Mujer Rural“, con el propósito de destacar la labor de la mujer del mundo rural como auténtico motor del desarrollo de las zonas rurales, ya que las mujeres vivimos en un entorno tradicionalmente muy masculinizado, por lo que nuestra lucha por la igualdad en la toma de decisiones y responsabilidades dentro de las explotaciones agrarias nos está costando más si cabe que en otros sectores.

En este ambiente y desde hace años, venimos trabajando duro y seguiremos insistiendo, pues fruto de este carácter “insistencialista” de cada una de las mujeres que viven en el medio rural se han conseguido importantes avances en los campos de la igualdad, gracias a la lucha y el empeñó de las mujeres y sus asociaciones.

Aunque nuestra situación, está muy lejos de las mujeres de otras partes del mundo. En dos tercios del planeta relegan a la mujer a condiciones indignas y en muchos casos, son víctimas de conflictos armados o sufren una infravaloración por la única condición de “ser mujer”, devaluando sus vidas o pasando graves situaciones de hambre, en una sociedad que se preocupa más por la producción masiva y competitiva dirigida a los mercados en lugar de analizar las causas de esta triste realidad sin garantizar una seguridad alimentaria para esta población.

Últimamente se habla mucho en todos los medios de comunicación de la conciliación de la vida familiar y laboral, cosa lógica, ya que éste es uno de los grandes retos de nuestra sociedad, sin embargo con mucha frecuencia se plantea como un asunto “de las mujeres” en lugar de cómo un problema social, o sencillamente estos discursos se limitan a foros o encuentros de mujeres, ¿Por qué no hablan nuestros gobernantes de Conciliación Familiar y Laboral en foros de economía, de deportes, de desarrollo o de hombres?...La mayoría de las mujeres ya sabemos lo que es conciliar y reconciliar, aunque lamentablemente muchas veces no tenemos con quien.

Para que nuestro país prospere se necesita gente que trabaje, y mientras no haya políticas reales que hagan que la mujer tenga las mismas oportunidades laborales y sociales que los hombres, será más difícil salir de la crisis. Es imprescindible conseguir la transversalidad de género en los planes de desarrollo rural, dignificar y reconocer la actividad agraria de las mujeres como sector estratégico y vertebrador del territorio, la profesionalización ý formación de las empresas femeninas, el fomento de la investigación y la innovación y un incremento en las inversiones en comunicaciones y recursos tecnológicos.

Pero la realidad es, que Instituciones como la JCYL, han dejado de apoyar las iniciativas empresariales llevadas a cabo por mujeres al no convocar en el presente año, a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, los Premios Castilla y León: Mujer en la Empresa para fomentar a las empresas gestionadas por mujeres en el medio rural o bien ha restringido drásticamente, desde el pasado 21 de enero, la convocatoria de subvenciones para contratar agentes de igualad, elaborar planes de Igualdad de Oportunidades para las entidades locales menores de 10.000 habitantes, dejando abandonadas a las zonas rurales que han venido apostando por la igualdad desde el año 2005, y donde estas políticas son más necesarias.

La contínua pérdida de población femenina en el medio rural es otro reto de nuestra sociedad, que requiere del diseño y puesta en marcha, con carácter urgente, de políticas innovadoras tendentes a estimular la permanencia de la juventud en el medio rural y en el sector agrario, haciendo una apuesta real por nuestros pueblos, con medidas que valoren y confíen en las mujeres jóvenes con estudios que siguen valorando el medio rural como su forma de vida, luchando contra la realidad de nuestra comunidad, donde cada vez somos menos personas, menos campesinos en nuestros campos y menos mujeres en nuestros pueblos.

Es necesario que entre todos, mujeres y hombres, fomentemos el reconocimiento hacia las mujeres, promocionando la presencia de las mismas en la sociedad en igualdad de condiciones, porque las mujeres hemos ensanchado la democracia haciendo un mundo más humano, más justo y más igualitario donde ahora, más que nunca, es necesario trabajar duro por nuestros pueblos, por nuestras mujeres, por nuestros jóvenes y por nuestros mayores.


M�s informaci�n sobre mujer rural



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.