13/4/2010

Cada vez hay más mujeres titulares de una explotación agraria en Holanda

En 2009, el 40,5% de las explotaciones agrarias en Holanda eran mujeres. Mientras que en 2000 sólo el 34,6% de las explotaciones estaban en manos de mujeres o éstas compartían con sus maridos el trabajo en la explotación. Los datos estadísticos que se manejan son solo una aproximación a la realidad, ya que en las explotaciones con cotitularidad sólo son tenidos en cuenta los que aparecen como primer titular. El segundo titular suele aparecer como cónyuge trabajador en la propia empresa.

Según las cifras de la Oficina Central de Estadística (CBS), de los 68.882 empresarios, 3.931 son mujeres. De los 43.173 cónyuges trabajadores en la propia empresa, son hombres únicamente 1.727.

Los datos del CBS también han puesto de manifiesto un aumento en las mujeres que se hacen cargo de la continuidad de las empresas familiares en el campo. En 2008, el 11% de las empresas tenía sucesor. De éstos, el 8,5% fueron mujeres. En 2000 sólo lo fue el 6,8 %.

El nivel educativo de los sucesores empresariales, tanto hombres como mujeres, se ha elevado en el periodo 2000-2008, sin embargo, se constata que las mujeres han estado siempre mejor formadas que los hombres y que las diferencias se han acentuado con el paso del tiempo. En el año 2000, el 22% de las mujeres contaba con educación superior o universitaria frente a un 15% de los hombres. En 2008 la diferencia se extendía del 34% al 22%.

Sin embargo, se aprecia una significativa mayor vocación por la formación específicamente agraria entre los hombres que entre las mujeres que heredaron las empresas familiares. El 53% de las mujeres frente al 84% de los hombres escogió en 2008 una formación agraria, según publica el Boletín Exterior del MARM.


M�s informaci�n sobre mujer rural



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.