28/7/2009

Los agricultores alemanes prefieren la coordinacion intra-explotación para cumplir con las normas de coexistencia

La coordinación entre granjas vecinas no sería necesaria en Alemania para conseguir la coexistencia de los cultivos modificados genéticamente (MG) con los no MG. Las grandes explotaciones alemanas prefieren la coordinación intra-explotaciones que la inter-explotaciones, es decir, consideran mucho más factible la formación de zonas tampón dentro de su propia explotación para evitar que el cultivo de maíz Bt quede próximo a los campos de cultivos de sus vecinos.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Berlín, bajo el título: “El papel de la coordinación y la cooperación en la temprana adopción de cultivos MG: el caso del maíz Bt en Brandenburgo, Alemania” y que ha sido publicado en The Journal of Agrobiotechnology Management and Economics.

El estudio se llevó a cabo en la región de Oderbruch (Brandenburgo), con 8 explotaciones que cultivaban maíz Bt y seis explotaciones adyacentes que no cultivaban OMG. Los investigadores seleccionaron explotaciones que cultivaban MG que tenían una superficie entre 300 a 5.000 ha (el tamaño medio de las explotaciones en Brandemburgo es de 200 ha). Dentro de las explotaciones que cultivan OMG, el porcentaje de éstos en relación con los cultivos convencionales, sigue siendo pequeño.

El estudio mostró que el coste derivado de cumplir la normativa de MG era considerado como un coste de menor importancia por los cultivadores de maíz Bt. Todos los agricultores de semillas MG mostraron su deseo de poder expandir su área de cultivo de maíz Bt, si bien los gastos de la coordinación intra-explotación serían mayores.

De acuerdo con los investigadores, los incentivos para la cooperación entre explotaciones serían más necesarios en las zonas de explotaciones de pequeño tamaño, donde no puede llevarse a cabo la creación de zonas tampón dentro de la propia explotación.

El estudio está realizado bajo las normas establecidas en Alemania en 2006, en las que no se establecía ningún requerimiento de distancia específico ni la obligación de que los cultivadores de MG tuvieran que informar a los cultivadores de no MG. Las normas adoptadas en 2008 incluyen rígidos requerimientos de distancia para el maíz Bt (150 m a campo de maíz convencional y 300 m a campos de maíz ecológico, distancias que pueden reducirse a través de acuerdos privados). Además, el cultivador de MG tiene la obligación de informar a los agricultores vecinos de su intención de cultivar semillas MG.


http://www.agbioforum.org/v12n1/v12n1a05-consmuller.htm



M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.