14/4/2009

Ensayan el cultivo de chumbera y tabaco en zonas áridas para producir bioetanol

Sin entrar en competencia con el cultivo de alimentos

La EBT (Empresa de Base Tecnológica) almeriense Albaida Recursos Naturales y Medioambiente S.A y la Fundación Cajamar participan en el proyecto nacional; Investigación y Desarrollo de Etanol para Automoción (I+DEA). La finalidad de este equipo de expertos reside en el estudio y ensayo de la viabilidad de dos cultivos adaptados a condiciones ambientales extremas –la chumbera y el tabaco arbóreo– para la producción de bioetanol en zonas semiáridas donde no existe competencia por la utilización de materias primas con finalidad alimenticia ni por las tierras de labranza.

En concreto, la tarea de los científicos almerienses se materializa en el subproyecto Cultivos energéticos para la aplicación en tecnologías actuales de producción de bioetanol, centrado en la investigación de alternativas para la producción de bioetanol en zonas semiáridas. En estas zonas, los expertos se ocupan del estudio y ensayo de la viabilidad de la chumbera (Opuntia ficus indica) y el tabaco arbóreo (Nicotiana glauca), dos especies perfectamente adaptadas a condiciones de extrema escasez hídrica y que, al mismo tiempo, posean una biomasa de gran interés energético debido al proceso de fermentación de su materia orgánica.

Los expertos comenzaron su trabajo “con el establecimiento de plantaciones experimentales de carácter industrial para la producción de bioetanol”, asegura Mercedes Uceda. Estos cultivos han sido efectuados en los terrenos de los que dispone la EBT Albaida con la intención de estudiar su producción de biomasa real. Para ello, las plantaciones experimentales de tabaco arbóreo y de dos ecotipos diferentes de chumbera –una procedente del Valle del Andarax y la otra del Cabo de Gata– están siendo sometidas a tres regímenes de agua. Un cultivo natural, el cual dispone únicamente del agua de lluvia, y otros dos, donde se realiza un aporte de agua de carácter medio y alto, con el fin de analizar la variación de su crecimiento y producción de biomasa a partir del agua disponible.

El encargado de poner a punto el proceso de extracción de bioetanol a partir de los azúcares, existentes tanto en los frutos como en las plantas de estas dos especies, será el Departamento de Producción Vegetal de la Escuela Politécnica de Madrid, dirigido por el doctor Jesús Fernández.

Un nuevo paradigma energético más sostenible

El objetivo final de este estudio, cuya conclusión definitiva está prevista para dentro de tres años, es afinar en el conocimiento de la productividad de biomasa de ambas especies y las posibilidades de producción de bioetanol carburante sin interferir con la producción de alimentos, ya que estos cultivos podrían desarrollarse en superficies no dedicadas al cultivo de especies alimenticias.

El modelo al que dará lugar la explotación de ambos cultivos para la obtención de biocombustibles implica un cambio en el paradigma actual. Se trata de desarrollar plantas de destilación a pequeña escala que operen de manera local, en lugar de funcionar como destilerías de gran tamaño y generalmente ubicadas en zonas portuarias que reciben suministros de regiones lejanas. Resulta, por tanto, un modelo de producción de combustible mucho más sostenible y con un especial potencial de desarrollo en nuestra región.

Un macroproyecto nacional

Este estudio se enmarca en el macroproyecto CENIT (Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica) Investigación y Desarrollo de Etanol para Automoción I+DEA. El programa CENIT contempla la financiación de proyectos de investigación industrial en el ámbito de las tecnologías del futuro y con potencial proyección internacional. Su objetivo es la generación de nuevos conocimientos que puedan resultar de utilidad para la creación de nuevos productos, procesos o servicios o para la integración de tecnologías de interés estratégico, contribuyendo de esta manera a un mejor posicionamiento tecnológico del tejido productivo español.

Dicho proyecto agrupa un total de 25 empresas y 27 centros de investigación nacionales, con el objetivo de impulsar la introducción del bioetanol en el mercado español de los carburantes al tiempo que se posiciona a la industria española como líder en el sector de la tecnología, producción y utilización del bioetanol como carburante. El alcance del proyecto abarca el ciclo completo de los biocarburantes, es decir, desde la producción de las materias primas y las tecnologías de transformación de la biomasa en etanol hasta su aplicación en la industria del motor. Fuente: Andalucía Innova


M�s informaci�n sobre energias renovables



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.