13/11/2008

La producción mundial de bioetanol y biodiésel se prevé que aumente en 2008 un 32% y un 26%, respectivamente

APPA: Nuevos indicios sobre la escasa influencia de los biocarburantes en la evolución de los precios agrarios

El pinchazo de la burbuja especulativa de las materias primas y del petróleo, así como las mejores cosechas, explican el descenso de los precios agrícolas. La cotización de las principales materias primas agrícolas –maíz, trigo, soja y palma- utilizadas en la fabricación de biocarburantes desciende más de un 50% en pocos meses

Madrid, 5 de noviembre de 2008 - El reciente desplome de los precios de las principales materias primas agrícolas utilizadas en la fabricación de biocarburantes, al mismo tiempo que continúa aumentando la producción mundial de biocarburantes, aporta un nuevo indicio, evidente y esclarecedor, de que la influencia de los biocarburantes en la evolución de los precios agrarios y alimentarios ha sido y sigue siendo escasa. Así lo pone de manifiesto un informe que APPA Biocarburantes ha hecho público hoy y que viene a demostrar que los biocarburantes no fueron los responsables del aumento de los precios agrícolas durante los años 2007 y principios de 2008.

“Esperamos que todas aquellas personas y organizaciones que han difundido la teoría de que los biocarburantes eran los causantes de la subida de precios de los alimentos valoren los nuevos datos disponibles para rectificar sus apresuradas acusaciones”, asegura Roderic Miralles, Presidente de APPA Biocarburantes

El mencionado informe constata como los precios de las principales materias primas utilizadas en la producción de biocarburantes –maíz, trigo, soja y palma– alcanzaron durante los primeros meses de 2008 un pico relevante, desde el cual sus cotizaciones han venido descendiendo de manera abrupta.

Así, a mediados de octubre de este año los precios del maíz –una de las materias primas utilizadas para la producción de bioetanol– habían caído un 50% en el mercado de Chicago, el más importante del mundo en commodities agrícolas, desde sus máximos de finales de junio de 2008.

Un rápido descenso de similares proporciones porcentuales se ha producido también en los últimos meses en el caso del trigo y de la soja, materias primas utilizadas para la producción de bioetanol y biodiésel, respectivamente. La cotización internacional del aceite de palma –una de las materias primas del biodiésel- ha sufrido un descenso aún mayor –superior al 66%– tras pasar de 1.500 $/tonelada, en marzo de 2008, a menos de 500 $/tonelada la pasada semana.

La producción mundial de biocarburantes sigue aumentando

Mientras los precios de las principales materias primas agrícolas utilizadas por la industria de biocarburantes han sufrido bajadas verticales, la producción mundial de estos carburantes renovables se prevé que continúe creciendo de manera significativa en 2008: así, el bioetanol superará este año los 50 millones de toneladas de producción mundial, un 32% más que la que tuvo en 2007. La fabricación de biodiésel, por su parte, alcanzará en 2008 los 11 millones de toneladas, lo que supondrá un incremento del 26% respecto al año anterior.

“Estos nuevos datos son un poderoso indicio que refuerzan la idea de la escasa incidencia que tienen los biocarburantes en las oscilaciones de los precios agrícolas”, asegura Roderic Miralles, para quien resulta ya innegable ante las nuevas evidencias que “de la misma manera que los biocarburantes no han tenido nada que ver con el reciente descenso de los precios de las materias primas, tampoco fueron los principales responsables de sus subidas previas”.

APPA Biocarburantes ha venido sosteniendo de forma argumentada durante todo este tiempo que los biocarburantes sólo podían tener una responsabilidad muy limitada en el aumento de dichos precios dado, entre otras razones, el escaso porcentaje que las materias primas utilizadas para la fabricación de los biocarburantes representan respecto del consumo total de las mismas en el mundo.

¿Qué factores mueven los precios agrarios?

El informe de APPA Biocarburantes indica que el abrupto descenso observado recientemente en los precios de muchas materias primas tiene relación con los mismos fenómenos que fueron responsables de la subida previa.

Así, la especulación financiera en los mercados de futuros agrícolas ha jugado un papel clave en esta acelerada oscilación de las cotizaciones, tal como atestiguan multitud de evidencias. Así, por ejemplo, en octubre de 2008 el número de posiciones largas (alcistas) sobre el maíz en el mercado de futuros de Chicago se situaba en 240.000, justo la mitad de las existentes a mediados de febrero de este año. La apresurada retirada de los especuladores financieros ha sido un factor clave para permitir que los precios del maíz volvieran sobre sus anteriores pasos.

En segundo lugar, resulta evidente el papel clave que ha jugado la propia variación de la producción agrícola de un año a otro. Así, la ley de la oferta y de la demanda implica que mayores cosechas suelen traer consigo precios a la baja y a la inversa. No es casual que se prevean para este año cosechas récord en muchos de los grandes productores agrícolas mundiales como Estados Unidos, la UE, Rusia, Ucrania y Australia, lo que permitirá que las producciones agrarias superen a las de 2007.

En tercer lugar, tampoco es casual que el descenso de los precios de las materias primas agrícolas haya sido paralelo al experimentado por el barril de petróleo. El pinchazo de la burbuja petrolífera, acelerado por la oleada mundial de recesión económica, ha empezado también a aliviar la presión de los costes agrícolas, contribuyendo al descenso de los precios de las materias primas alimentarias.

Gobiernos, ONG y medios de comunicación

El informe de APPA Biocarburantes se congratula de que el Gobierno español se haya significado desde el principio por su claro y rotundo rechazo a la campaña de confusión contra los biocarburantes puesta en marcha desde otros sectores, habiéndose manifestado públicamente en favor de los biocarburantes y de su escasa incidencia en el aumento de los precios agrícolas y alimentarios.

Igualmente se subraya la importancia del reciente pronunciamiento público de las Organizaciones no Gubernamentales (ONG) integradas en la campaña “Derecho a la alimentación. Urgente” –Prosalus, Cáritas, Ingeniería sin Fronteras y Veterinarios sin Fronteras– afirmando en una nota pública que el aumento de precios de los alimentos no se debe a la influencia de los agrocarburantes ya que éstos no han provocado un descenso de la producción alimentaria.

Igualmente significativo es que medios de comunicación de prestigio internacional como The Guardian, que en su momento se hicieron amplio eco de las acusaciones contra los biocarburantes, hayan reconocido recientemente que la evolución reciente de los precios de las materias primas agrícolas pone de manifiesto lo equivocado de dichas acusaciones.


Ver informe APPA sobre biocarburantes y precios agrícolas



M�s informaci�n sobre energias renovables



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.