11/11/2008

Nota de AMFAR

La organización muestra su disconformidad por la falta de diálogo entre el MARM y las asociaciones de mujeres rurales españolas

AMFAR reclama al Ministerio una mesa de diálogo antes de aprobar el decreto de cotitularidad de la mujer en la explotación agraria

Madrid 10 de noviembre de 2008.- Con motivo de la información publicada hoy, 10 de noviembre de 2008, en el diario El País “La mujer podrá ser cotitular de la explotación agraria familiar”, la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR) quiere manifestar su más rotunda disconformidad con la forma en la que el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) está llevando a cabo la aprobación del Decreto que regulará la cotitularidad de la mujer en las explotación familiar agraria.

AMFAR ha denunciado en varias ocasiones la falta de diálogo y negociación del MARM con las asociaciones de mujeres rurales españolas que, como es el caso de AMFAR, llevan casi veinte años reivindicando el reconocimiento jurídico y social de la mujer en el campo.

En este sentido, la presidenta de AMFAR, Lola Merino, recuerda a la ministra Espinosa que deje de discriminar a las asociaciones de mujeres y que “tenga en cuenta que ella lleva sólo cinco años en el gobierno español, frente a organizaciones de mujeres rurales, como AMFAR que llevamos solicitando la cotitularidad de la mujer, más de diecisiete años”.

El Ministerio del Medio Rural elaboró en el mes de octubre del 2007, el borrador del “Real Decreto por el que se pretende regular la titularidad compartida en las explotaciones agrarias”, al que AMFAR presentó un decálogo de alegaciones, que no encontró ningún tipo de respuesta por parte del Ministerio, a pesar de haberla solicitado en distintas ocasiones.

Según AMFAR, nos encontramos ante un problema de gran relevancia social que podría afectar a casi un millón de mujeres en todo el territorio nacional, por lo que para la presidenta de AMFAR, “la primera necesidad pasaría por la constitución de una mesa de negociación y diálogo en la que se puedan debatir las lagunas jurídicas y fiscales que, según nuestra organización, presenta este primer texto y que deberían quedar aclaradas en el articulado antes de su aprobación”.

Entre otros asuntos, AMFAR cuestiona al Ministerio en su decálogo de alegaciones si el significado de “cotitularidad” y “titularidad compartida” es el mismo; qué validez mantiene el acuerdo privado de titularidad compartida entre las dos partes en caso de separación, divorcio o muerte del cónyuge, y si en tal caso primarían las normas ya establecidas por el Código Civil; o si el acuerdo privado de titularidad compartida tiene validez a la hora de cobrar las ayudas de la explotación.

Otras cuestiones que deberían debatirse en esta mesa de negociación corresponden a los tipos de incentivos especiales que promovería el MARM para incentivar el acceso de la mujer a la cotitularidad. Si la tributación de los “titulares compartidos” es individual o conjunta, o qué beneficios de carácter social, al margen de lo recogido en la Ley 18/2007 de 4 de julio, tendrían las cotitulares.

Otro tema que queda por aclarar es dónde queda el reconocimiento jurídico de la mujer del agricultor y ganadero que es mano de obra en la empresa agraria familiar. La presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, recuerda al Ministerio que deja un vacío legal sino se incluye en este Decreto el reconocimiento jurídico de la mujer como mano de obra familiar en la explotación agraria, del mismo modo que en el mes de julio de 2008 se aprobó la posibilidad de que el titular de la explotación pueda contratar a los hijos menores de 30 años como trabajadores por cuenta ajena, sin cotización a la contingencia por desempleo.

Por último, AMFAR lamenta no poder hacer valoraciones de la posible aprobación de este Decreto por desconocer el articulado definitivo, que según recoge la información ofrecida por el diario El País, “está pendiente de su aprobación por el Consejo de Estado”.


M�s informaci�n sobre mujer rural



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.