16/11/2007

Italia oculta datos de ensayos que mostraban evidentes beneficios del maíz OMG

Funcionarios del Gobierno Italiano silenciaron durante años datos relevantes de los ensayos de maíz OMG llevados a cabo en Italia, según han divulgado científicos de la Universidad de Milán y del Instituto de Genética de Nápoles a través de la red AgbioWorld..

En los ensayos realizados en Lombardía en los que se comparó maíz convencional (P66 y Elgina) con variedades similares tipo Bt, autoprotegidas contra plagas (P67 y Cecilia), los maíces Bt obtuvieron un significativo mayor rendimiento (14,1 y 15,9 tn/ha de las variedades OMG frente a 11 y 11,1 de las convencionales; equivalente a +28% y +43% respectivamente). Además se encontró que en los maíces Bt no había prácticamente larvas de taladro, mientras que en los convencionales había una gran infestación. En los análisis de contenido en fumosinina, el maíz Bt mostró un contenido entre 100 y 130 veces inferior al maíz convencional.

Precisamente los ensayos se diseñaron para determinar si la característica Bt suponía un menor contenido en fumosininas, las micotoxinas naturales que se pueden dar en el maíz por la presencia de hongos que penetran por las heridas que causan los insectos. Estas micotoxinas pueden crear múltiples problemas de salud, incluyendo cáncer, si su presencia es importante por lo que la legislación europea tiene límites muy estrictos.

Estos datos eran hasta ahora desconocidos dado que fueron publicados de una forma irrelevante por el organismo público encargado INRAN (Istituto Nazionale di Ricerca per gli Alimenti e la Nutrizione) sin que hayan sido remitidos a ninguna publicación científica internacional para su publicación, lo cual es insólito dada su relevancia científica y para la salud pública.

Precisamente hace poco se ha elevado de 2.000 a 4.000 ppm la tolerancia en cuanto al contenido máximo de fumosinina, mediante el Reglamento 1126/2007, alegando que "en determinadas condiciones climáticas no es posible alcanzar los niveles previstos".


http://www.truthabouttrade.org/article.asp?id=8508



Hay que entender que en Italia hay grandes intereses y políticos económicos detrás del llamado “Made in Italy” agroalimentario, en el que se ha llevado hasta extremos no conocidos en ningún otro país el fomento público de la supuesta calidad, tipicidad y la valorización de los productos italianos típicos, frente a lo extranjero o lo nuevo que se presenta como algo de inferior calidad, dudoso o inseguro. En este contexto, el gobierno y las organizaciones italianas, con independencia de su orientación política, mantienen una ferviente postura antibiotecnología agraria, en contra de la cual hacen permanentemente campaña y bandera en defensa de su especial “tipiccitá” y “qualitá” italiana y el negocio que ésta conlleva, al permitir poder vender sus productos con más precio y protegerse frente a la competencia de otros países.

M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.