23/5/2007

Nota de la Fundación ANTAMA

Descubren un método para regular la arquitectura de la planta, su desarrollo y floración

El trabajo científico ha sido desarrollado en Estados Unidos y gracias a él se pueden diseñar plantas para biocombustibles y flores ornamentales con características especiales

Un equipo de investigadores de la Universidad de Purdue (Indiana, Estados Unidos) ha descubierto dos tipos de proteínas de plantas que se ocupan del transporte de una importante hormona del crecimiento, la oxina. Este descubrimiento podría tener aplicaciones en la creación de plantas con características específicas, ya que esta hormona regula la arquitectura de la planta, desarrollo y floración.

El modo en que estos dos mecanismos trabajan conjuntamente tiene aplicaciones directas en el diseño de cultivos destinados a la producción de biocombustibles y etanol, o para crear plantas ornamentales con características específicamente deseadas, tales como la aparición de mayor número de flores, según recoge la lista de distribución de noticias Agbioworld.

El profesor de Horticultura y Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Purdue, Angus Murphy, quien ha liderado el proyecto de investigación, asegura que “este es el paso más grande que se ha dado para comprender el transporte de la oxina, que resulta vital para todos los aspectos del crecimiento y desarrollo de la planta”. Además, destaca que los resultados del estudio, publicado el mes pasado, han sido aplicados y se han empleado para crear plantas con estructuras de raíz más grandes.

Este descubrimiento puede aplicarse directamente en el desarrollo de cultivos que produzcan mayor cantidad de biomasa para la producción de etanol u otros biocombustibles, que son renovables y derivados de organismos como las plantas. La reconstrucción de la compleja maquinaria celular de las plantas para incrementar las producciones de biocombustible requiere alteraciones de las paredes celulares, que dotan a la planta de su fuerza y rigidez. La alteración de la arquitectura de la planta puede ayudar a compensar su debilidad, y mejorar la producción de tejido más adecuado para biocombustibles.

“Los científicos podrán emplear la información de este estudio para modificar mejor la estructura de la planta, a través de un acercamiento combinatorio”, dijo Murphy. “Si se quieren materiales más productivos para la producción de biocombustibles, los cambios estructurales en la planta serán necesarios. Por ejemplo, cuando se inventaron los paneles de plástico para los coches, no podían desplazar al acero. Los diseñadores tuvieron que modificar el modo en que los paneles se ajustaban a la estructura. Esto es similar a cómo tenemos que pensar en los efectos que las modificaciones de las plantas pueden implicar”, explica el científico.

Las dos proteínas transportadoras permanecen en una membrana exterior de la célula de la planta, donde coordinan el movimiento de diversas sustancias dentro y fuera de la célula. El equipo de Murphy descubrió que ambas actúan por su cuenta o de manera interactiva, dependiendo del tejido implicado.


M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.