23/3/2007

La producción y el uso de biocarburantes, cuestionados en una tesis de la Universidad Autónoma de Barcelona

13.03.2007 Investigar - Daniela Russi, doctoranda del Departamento de Economía e Historia de la Economía de la UAB, ha realizado una tesis para estudiar las consecuencias medioambientales de la producción y el uso de biocombustibles derivados de cultivos "energéticos". El trabajo, "Social Multi-Criteria Evalutacion and Renewable Energy Policies", concluye que destinar dinero público a incentivar una producción a gran escala de los biocombustibles no es una buena estrategia, y alerta del peligro que supone presentarlos como la varita mágica para resolver problemas como el precio del petróleo, el cambio climático, la seguridad energética o la contaminación urbana.

La tesis, que será defendida por Daniela Russi el próximo 23 de marzo en la UAB, analiza a fondo las consecuencias de la política de la Unión Europea (UE) de incentivar el cultivo y el uso de los biocarburantes en términos medioambientales, y defiende que el ahorro energético que se puede conseguir no es tan grande como parece a primera vista.

En algunos casos, el consumo de energía (y, consecuentemente, la emisión de gases invernadero) puede ser, incluso, más elevado que con las fuentes de energía tradicionales. De hecho, según Russi, los combustibles fósiles se usan en todas las fases de producción de biocombustibles, es decir, en el cultivo de la materia prima (fertilizantes, pesticidas maquinaria), en el proceso de refinado y en el transporte. Al mismo tiempo, el trabajo alerta sobre las importantes implicaciones sociales y económicas que, a nivel global, puede suponer fomentar su producción.

Frente a estas pequeñas ventajas, la autora de la tesis alerta de la gran necesidad de tierra que comportaría una producción a gran escala de biocombustibles. Para conseguir el objetivo establecido por la UE con la directiva 2003/30/EC (5,75% de la energía usada en el transporte, es decir, un 1,7% del total), se debería cultivar casi una quinta parte del suelo agrícola europeo. Por ello, Europa se plantea fomentar los cultivos energéticos (semillas oleaginosas, caña de azúcar y palmeras, principalmente) en países con clima tropical, con el riesgo de fomentar la creación de grandes monocultivos con gran impacto ambiental (uso de fertilizantes y de pesticidas, reducción de la biodiversidad, agotamiento y contaminación de las reservas de agua, erosión del suelo, etc.) y procesos de deforestación.

Como conclusión, Daniela Russi se muestra crítica con el hecho de destinar dinero público para potenciar los biocarburantes, entre los que no incluye el reciclaje de aceite usado y de residuos agrícolas, que considera que se ha de promover de cara a reducir los costes y los impactos asociados a su eliminación y a ahorrar energía. Russi considera que el único camino posible para reducir el impacto negativo del consumo de combustibles fósiles es emprender, con la máxima urgencia y seriedad, políticas de reducción del consumo de energía.


http://uab.es/Document/Biocarburants_es.pdf



M�s informaci�n sobre energias renovables



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.