22/3/2006

Nota de la Fundación ANTAMA

La Asociación General de Productores de Maíz (AGPME) y EFEAGRO organizan la jornada Coexistencia de cultivos transgénicos, ecológicos y convencionales. Retos de futuro tras ocho años de convivencia

Se celebrará este jueves 23 de marzo en la Escuela de Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid

La Asociación General de Productores de Maíz (AGPME) y la agencia de noticias EFEAGRO organizan este próximo jueves, 23 de marzo, en Madrid, la jornada Coexistencia de cultivos transgénicos, ecológicos y convencionales. Retos de futuro tras ocho años de convivencia. El emplazamiento será la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos (ETSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid, en la Ciudad Universitaria, y contará con la colaboración de la Fundación Antama.

En la jornada se darán cita diversos científicos que han tratado en sus investigaciones la cuestión de la coexistencia de cultivos. Entre ellos figuran el Dr. Emilio Rodríguez Cerezo, del Joint Research Centre (JRC-IPTS), dependiente de la Comisión Europea; la Dra. Quima Messeguer, investigadora del Instituto de Recerca y Tecnologías Agroalimentaries (IRTA) de Cataluña y el Dr. José Ignacio Cubero, Catedrático de Genética y Mejora de Plantas de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes (ETSIAM) de la Universidad de Córdoba. La segunda parte de la jornada consistirá en una mesa redonda, moderada por el director de EFEAGRO, José Luis Murcia, en la que un grupo de agricultores y representantes de los productores de maíz, único producto MG que se cultiva en la Unión Europea, debatirán sobre la necesidad de que se garantice su libertad para elegir unos cultivos u otros.

Los agricultores españoles son hoy el referente europeo en la gestión de la coexistencia entre cultivos convencionales, ecológicos y transgénicos. Éstos últimos, derivados de plantas modificadas genéticamente (MG), han sido autorizados siguiendo un estricto proceso de evaluación, para que su empleo se lleve a cabo sin problemas para las personas o el medio ambiente. Precisamente, dentro de dos semanas, del 4 al 6 de abril, se celebrarán en Viena las jornadas Co-existence of genetically modified, conventional and organic crops – freedom of choice, que pretenden alumbrar la perspectiva de los países integrantes de la Unión Europea en esta materia.

El JRC-IPTS acaba de publicar casos de estudio, centrados en los cultivos del maíz, remolacha azucarera y algodón, para identificar cómo pueden reducir los agricultores que cultivan variedades modificadas genéticamente la presencia accidental de OMGs en las cosechas vecinas que no son transgénicas. Empleando simulaciones de flujo genético que tienen en cuenta paisajes agrícolas reales, así como opiniones de expertos, el estudio concluye, tal y como afirma Rodríguez Cerezo, que “la coexistencia al umbral del 0,9% es posible a nivel regional sin cambios en las prácticas agrícolas actuales de remolacha o algodón”. Para el caso del maíz, añade, “los resultados indican la necesidad de tomar medidas en el caso de ciertas parcelas particularmente afectadas por la polinización cruzada, debido a su forma, tamaño y posición relativa a parcelas vecinas con cultivos OMGs”.

Por su parte, Quima Messeguer, que ha realizado ensayos para estudiar el fenómeno de la coexistencia en varias parcelas de Cataluña de unas dos hectáreas de tamaño medio, asegura que en zonas que presentan una estructura parcelaria similar a las estudiadas “una distancia de seguridad de 20 metros sería suficiente para garantizar la coexistencia”. La investigadora sostiene que “distancias de separación superiores, además de no ser necesarias, representarían una “moratoria de facto para el cultivo del maíz transgénico, ya que el tamaño de las parcelas no permitiría el cultivo de maíz transgénico en la mayoría de los campos”.

El cultivo de variedades MG se promueve actualmente desde las empresas productoras de semillas, con unas recomendaciones para que, de acuerdo con el umbral de tolerancia establecido en el 0,9%, su cultivo no obligue a etiquetar como cosecha transgénica los granos producidos por los vecinos que no desean etiquetarlo. A pesar de que la coexistencia es una cuestión puramente económica, independiente de la seguridad, se han planteado nuevas reuniones y propuestas de endurecimiento que podrían comprometer su futuro.


Más información e inscripciones:
Elena Fernández Guiral / Alejandro González
Fundación Antama
Tel: 91-571-46-46
Correo electrónico: antama@fundacion-antama.org

M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.