1/3/2006

Nota de la Fundación ANTAMA

Fundación ANTAMA: Los transgénicos, herramienta contra la pobreza

Un grupo de científicos estadounidenses confía en la biotecnología como medio para mejorar las condiciones de vida de los más necesitados

A pesar de los grandes avances técnicos alcanzados por la humanidad en las últimas décadas, en el mundo mueren, cada minuto, diez niños en edad pre-escolar por causas relacionadas con la malnutrición. Sin la utilización de las nuevas tecnologías ni una inversión económica potente, la Organización de Naciones Unidas (ONU) no cumplirá su objetivo de que en 2015 el número de personas que pasan hambre se reduzca a la mitad. Estas fueron las conclusiones a las que llegó un grupo de científicos norteamericanos durante el encuentro anual organizado por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), que se celebró en San Luis, del 16 al 20 de febrero, según un artículo recogido por la lista de distribución de noticias Agbioworld.

La clave reside en mejorar la agricultura, sostuvo Per Pinstrup-Anderson, profesor de Alimentación, Nutrición y Política Pública de la Universidad de Cornell, en Nueva York. Pinstrup-Anderson aseguró que “por cada dólar que se invierte en investigación sobre agricultura, se generan unos 6 dólares de renta adicional entre los agricultores, y unos 15 dólares de crecimiento económico adicional para la sociedad”, y que “buena parte de esta cantidad se podría destinar a ayudas para los países pobres”.

Junto a Pinstrup-Anderson, participaron en el evento el subdirector del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, John Mutter; el experto del Donald Danforth Plant Science Center, de San Luis, Claude Fauquet; el presidente de esta entidad, Roger N. Beachy; y el ex presidente de la AAAS Peter Raven. Aseguraron que, a pesar de las grandes mejoras que se han desarrollado hasta ahora en cuanto a la disponibilidad de alimentos, estas tendencias se están revirtiendo en muchos países en vías de desarrollo, una situación que desembocará en que, en 2015, haya 100 millones de personas más que pasan hambre en el mundo, según sus estimaciones.

En este sentido, señalaron que unos 800 millones de personas no ganan lo suficiente para comer cada día y que los tres países más ricos acumulan más dinero que los 550 más pobres. Pinstrup-Anderson criticó que “nadie está haciendo nada” por cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, firmados por 186 países, y que se marcan como meta reducir el índice de población que vive con menos de un dólar al día.

Por ello, los ponentes destacaron la urgencia de fomentar los cultivos genéticamente modificados. Entre ellos, Raven afirmó que estos cultivos “deben ser desarrollados de acuerdo con las necesidades de las diferentes áreas del mundo”, e insistió en que “son la solución”. Asimismo Fauquet explicó que los índices de productividad del terreno de cultivo pueden multiplicarse por 8 si se introducen mejoras en las técnicas de cultivo y en el control de plagas y enfermedades.

Citaron como ejemplo a China y Vietnam, dos países que han incrementado “considerablemente” su suministro de alimentos, aumentado las cosechas y reducido el número de ciudadanos que pasan hambre, a base de mejorar sus infraestructuras y utilizar los cultivos GM. Una situación que, según recalcan, no existe en otros países.


http://www.aaas.org/news/releases/2006/0217poverty.shtml



M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.