2/2/2006

Podría atenuarse el prejuicio contra la tecnología de semillas estériles

Varias organizaciones activistas antibiotecnología se han mostrado su oposición al hecho de que al parecer en la reunión de la Convención de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad Biológica celebrada la pasada semana en Granada (España), se habría aprobado una resolución por la que se abandonaba el principio filosófico de oposición a priori a las tecnologías genéticas de restricción (GURT), más conocidas mediáticamente por el peyorarivo nombre de “Terminator”, que sería sustituido por un análisis caso por caso de cada tecnología de restricción concreta y su aplicación.

De esta forma la organización abandonaría el rechazo sistemático de esta tecnología por sistema entrando en un planteamiento más razonable de estudiar la cuestión sin prejuicios, lo que al parecer escandaliza a algunos.


http://www.biodiv.org/default.shtml



La tecnología GURT tiene como fin evitar el reempleo de semillas por parte de los agricultores eludiendo el pago de los derechos de obtentor en el uso de las semillas, haciéndolas estériles. Las organizaciones activistas se oponen a esta técnica básicamente por considerar que atenta contra los derechos de los agricultores, especialmente los de los países en desarrollo, que se verían sojuzgados con ella por las multinacionales de la biotecnología.

Sin embargo, otra de las principales preocupaciones estas organizaciones es la “impurificación” que los OMG pueden producir sobre los cultivos de plantas convencionales colindantes, al ser polinizados por aquellos, a la que denominan “contaminación”, también para dar una connotación peyorativa. Algunas de estas tecnologías GURT producirían polen estéril y eliminarían este problema comercial e ideológico, además del medioambiental, caso de existir; por lo que es contradictoria la oposición simultánea a la “impurificación” de los OMG y a la esterilidad de los mismos.

En realidad existen ya muchas limitaciones al reempleo de semillas en muchos casos, con independencia de que se trate de OMG o de que se utilicen o no tecnologías GURT. Por ejemplo todas las semillas híbridas no se pueden reemplear sin una grave caída de los rendimientos, las patatas de siembra hay que comprarlas cada año so pena de padecer virosis y las sandías sin pepitas, por ejemplo, no tienen semillas y por tanto no existe la posibilidad de reempleo. Además las técnicas genéticas de polen estéril se usan desde hace años para abaratar la producción de semillas híbridas.

La tecnología GURT fue pensada en principio para las plantas autógamas que son las que permiten el reempleo y particularmente para la soja, cuyo cultivo de OMG ha crecido de forma espectacular en Argentina y Brasil, entre otras cosas porque se pueden reemplear las semillas de forma ilegal, y no precisamente por parte de pequeños agricultores de subsistencia que los activistas pretenden defender, sino por grandes latifundios sojeros.

La mayoría de los agricultores de los países en desarrollo estarían encantados de abandonar el reempleo y de tener que comprar semillas de calidad cada año, igual que hacen los de los países desarrollados, porque eso significaría que tienen dinero para pagarlas y que esas semillas concretas le aportan un beneficio cierto, en cualquier caso muy superior al aportado por quienes viven de la retórica de su supuesta defensa.

M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.