20/5/2005

ASA: Deshaciendo los mitos: La realidad de los hechos en la biotecnología agraria

Esta primavera, los agricultores estadounidenses han plantado más de 29 millones de hectáreas, ó 72 millones de acres, de soja. Está previsto que más del 90% de esta extensión se plante con semillas de origen biotecnológico.

Desde que los cultivos de biotecnología agraria (bio-ag) fueron comercializados por primera vez en EE.UU. hace exactamente diez años, la extensión de tales plantaciones bio-ag ha ido creciendo año tras año. Este año, además de la soja, los agricultores americanos plantarán algodón biotecnológico resistente a insectos en el 76% de los campos, y maíz biotecnológico resistente a insectos en el 45%.

En general, durante los últimos diez años, la adopción de la bio-ag ha aumentado hasta el punto de que, hoy día, ya son 17 los países que disponen de cultivos biotecnológicos, que abarcan una extensión de 81 millones de hectáreas (200 millones de acres).

"La rápida aceptación de la biotecnología agraria en EE.UU. no puede achacarse al entusiasmo ciego de los agricultores", declaró Kimball Nill, Director Técnico de la Asociación Americana para la Soja. "La razón más natural es que los cultivos biotecnológicos les han permitido ahorrar dinero, mejorar la calidad del producto y reducir el volumen de trabajo".

"Probablemente, la biotecnología agraria es la innovación sobre la que más se ha estudiado en el ámbito de la agricultura. Con escasísimas excepciones, los científicos, agrónomos y economistas han demostrado que la bio-ag ha sido claramente beneficiosa en todos los sentidos, con un gran éxito como herramienta agrícola y con potencial suficiente para destacarse aún más en los próximos años".

Esto no ha impedido que los detractores ideológicos de la bio-ag divulguen informaciones y argumentos falsos, engañosos y anticuados en sentido contrario.

Por ejemplo, contrariamente a los mitos existentes:

• La biotecnología no constituye un desastre para los agricultores de EE.UU., sino que ha pasado a dominar la producción de los tres grandes cultivos de consumo: soja, maíz y algodón. Ha contribuido a aumentar los ingresos de los agricultores, a ahorrar tiempo y costes, al tiempo que ha mantenido su competitividad en los mercados mundiales.
• Ha aumentado los rendimientos netos al reducir las pérdidas debidas a la presión de las malas hierbas y a las plagas de insectos.






• Ha acabado con el uso de pesticidas y ha permitido sustituir los antiguos compuestos químicos de uso agrario por herbicidas más benignos.
• Ha permitido a los agricultores ampliar notablemente el uso del cultivo conservador, que es mejor para la vida de los insectos y las aves, reduce la erosión del suelo y recorta la cantidad de CO2 que los cultivos agrarios liberan a la atmósfera.
• Ha logrado abaratar más que nunca los cultivos de alimentos de consumo básico importados de EE.UU. por los países en vías de desarrollo.
• Ha probado ser aún más beneficiosa cuando se instaura en países en vías de desarrollo, al lograr rendimientos superiores y reducciones espectaculares en el uso de sustancias químicas peligrosas en comparación con los métodos tradicionales (sólo en China, la Administración ha comunicado que el algodón biotecnológico ha salvado la vida de varios cientos de agricultores).
• Ha conseguido que el maíz sea un alimento más seguro al reducir el riesgo de deterioro, un grave problema en muchos países en vías de desarrollo en los que las condiciones de almacenamiento del maíz son muy primarias.
• Las principales instituciones científicas de todo el mundo han confirmado que produce alimentos tan seguros o más que los obtenidos por las técnicas agrarias convencionales.

"Los hechos que se exponen en nuestro informe, Deshaciendo los mitos: los hechos ciertos sobre la biotecnología agraria y la alimentación biotecnológica*, ayudarán a corregir el debate, a menudo sesgado, sobre la bio-ag, y a rebatir muchas de las informaciones erróneas", afirmó el Sr. Nill.


http://www.asa-europe.org/Library/library_sp.htm#biotechnology



M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.