13/1/2005

Los países en desarrollo utilizan la investigación pública para el desarrollo de la biotecnología agraria

La biotecnología agraria, frecuentemente relacionada por parte de los grupos anti-OMG con las corporaciones multinacionales y los males de la globalización, está teniendo en los países pobres su desarrollo de la mano de la investigación de carácter público, según un estudio que será presentado el próximo mes de mayo en Montreal, durante la segunda conferencia del Protocolo de Cartagena sobre Biodiversidad, por parte del el Instituto Internacional de Investigación de Política Agroalimentaria (IFPRI).

El estudio analiza los trabajos de 61 instituciones de investigación agraria de carácter público en 15 países en desarrollo que trabajan en la obtención de plantas transformadas genéticamente, habiendo obtenido 201 transformaciones genéticas.

La mayor parte de estos OMG no tienen aun carácter comercial por diversos motivos, entre los que figuran el aislamiento de los institutos de investigación, la falta de capacidad e incentivo de estos institutos para realizar los tests de seguridad, los temores a problemas comerciales con mercados de exportación y la misma falta de concreción de la normativa de seguridad sobre los OMG, cuando no la inexistencia de la misma, en muchos países, que no son capaces de tomar decisiones sobre esta cuestión basadas en las evidencias científicas, optando frecuentemente por posturas de tipo político.

El estudio revela que el acceso a material y recursos genéticos privados por parte de los países en desarrollo privados es muy limitado. Solamente un 6% de las transformaciones genéticas realizadas ha utilizado material privado.


http://www.nature.com/cgi-taf/DynaPage.taf?file=/nbt/journal/v23/n1/abs/nbt0105-27.html



M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.