1/9/2004

Científicos y agricultores plantan cara en Francia frente al fundamentalismo anticiencia

Los pasados 15 y 16 de agosto un grupo de unos 50 científicos y agricultores plantaron cara a un grupo de fundamentalistas antibiotecnología que, a pesar de ello, destruyeron campos de ensayo de variedades obtenidas mediante el uso de la ingeniería genética. Algunos miembros del grupo opositor fueron insultados y golpeados por unos 550 manifestantes que destruyeron dos campos de experimentación de Monsanto y Biogemma (empresa de la sociedad cooperativa Limagrain). La policía solo intervino para separar los dos grupos, identificar los manifestantes y para filmar y tomar fotos de las acciones, pero no para evitar la destrucción de los campos.

Científicos del INRA, así como el Ministro de Agricultura han condenado estos actos vandálicos. Las compañías afectadas han manifestado su repulsa por la actitud de las autoridades de no proteger la propiedad frente a los saqueos.

La organización de empresas de semillas (GNIS) por su parte ha solicitado que todos los saqueadores sean perseguidos y condenados y denuncia "la continua agresión contra la investigación que arruina años de trabajo y conduce a una inquietante deslocalización de la investigación sobre biotecnología vegetal". Asimismo solicita al gobierno que tome una postura clara condenando y reprimiendo con vehemencia este tipo de actos.


http://www.agriculture.gouv.fr/spip/IMG/pdf/cp_ogm180804.pdf



¿Y porque el gobierno francés condena pero no protege los experimentos científicos, no ya de las empresas sino incluso los públicos que ha sido también saqueados en otras ocasiones?. Obviamente por motivos políticos. Debido a la presión mediática de ciertos grupos de interés, el oscurantismo antibiotecnología se ha enquistado desde hace tiempo dentro de un supuesto "progresismo" ligado a la antiglobalización y a la letanía de unos también supuestos deterioro medioambiental e inseguridad alimentaria relacionados con los OMG que nunca han podido ser probados, sino todo lo contrario. Uno de los principales instigadores de estos actos es el líder mediático antiglobalización José Bové, antiguo dirigente del sindicato agrario Confederation Paysanne, que ha creado el grupo denominado "faucheurs voluntaires" dedicado a atacar los campos de experimentación.

M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.