8/3/2004

Nota de la Fundación ANTAMA

El IRTA concluye, tras un estudio entre cultivos transgénicos y convencionales realizado en Lleida, que la coexistencia es posible si se siguen ciertas recomendaciones

El ensayo, que se ha realizado en Lleida, aporta un punto de partida muy interesante para facilitar la coexistencia entre cultivos transgénicos y convencionales. La Fundación Antama organizó una visita para periodistas a este campo en colaboración con el IRTA el pasado mes de septiembre

Madrid

Madrid, 5 de marzo de 2004. La coexistencia entre cultivos de maíz Bt modificados genéticamente y cultivos convencionales y orgánicos es posible, si se sigue la recomendación de Buenas Prácticas Agrícolas de la Asociación Profesional de Empresas Productoras de Semillas Selectas (Aprose) de separar 25 metros, o cuatro surcos, ambos cultivos en campos inferiores a un hectárea. Esta asociación recomienda establecer una separación de 25 m siempre que sea posible y en caso contrario, establecer una barrera de 4 surcos de maíz no transgénico si la superficie del campo colindante es menor a 1 Ha.  

 

El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) ha realizado estas afirmaciones tras analizar los  resultados de un ensayo de campo realizado en Ivars d´Urgell (Lleida) durante la campaña de 2003. La Fundación Antama, en colaboración con el IRTA organizó el pasado mes de septiembre una visita a este campo de ensayo en la que participaron más de 60 periodistas españoles y europeos.

 

 Cómo se hizo el ensayo

 

En julio de 2003, investigadores del Departamento de Genética Vegetal del IRTA de Cabrils (Barcelona), conjuntamente con IRTAgen y el Departamento de Agricultura y Ganadería y Pesca de la Generalitat de Catalunya, realizaron un ensayo de campo para evaluar el flujo de polen, y por tanto de genes, entre un campo de maíz Bt modificado genéticamente y otro de maíz convencional. La empresa Syngenta colaboró en este ensayo proporcionando las semillas y en la gestión del campo de maíz.

 

 En un campo de una superficie de 7,5 has., una superficie equivalente a 8 veces un campo de fútbol del tamaño del Camp Nou, se sembró un cuadrado de maíz transgénico Bt, de la variedad Compa de 50x50 metros de superficie (0,25 ha). Éste campo se rodeó con maíz convencional Brasco.

 

Se eligieron estas dos variedades por ser totalmente compatibles, es decir, con el mismo ciclo de vida y que florecían simultáneamente, para garantizar el máximo nivel de fecundación entre ambos campos. Una vez que el cultivo se encontró en su fase de maduración, se tomaron 205 muestras de maíz a 1, 2, 5 y 10 metros de distancia desde todos los lados del cuadrado sembrado con maíz Bt y otras repartidas por el resto del campo Las muestras se desgranaron y trituraron individualmente para analizar después en cada una de ellas la presencia de maíz Bt.

 

Resultados obtenidos

 

● En la dirección de los vientos dominantes (Noreste) a 10 metros de distancia del campo de maíz transgénico el promedio de maíz Bt en las muestras analizadas era inferior al 0,9%

 

● En la dirección opuesta de los vientos dominantes los valores medios inferiores a 0,9% de maíz Bt se encontraron a 2 metros de distancia.

 

● Asimismo, repartidas por el campo, sin relación aparente con la influencia del viento y a distancias alejadas del núcleo de maíz transgénico se recogieron muestras con valores de flujo que no superan el 0,2 % de maíz Bt.

 

 

Conclusiones

 

Nota: (Aquí es necesario tener como referencia los cuadrados bordeados en rojo, azul y verde que aparecen en el gráfico)

 

 

 

 

 

 

● 1) Si tomamos como referencia el cuadrado rojo, que representa un campo de una hectárea situado al Noreste del campo transgénico, la zona de vientos dominantes, el flujo medio de polen de maíz Bt en todo el campo es de 0,83% è El agricultor no debería etiquetar esta cosecha como transgénica (*)

 

● 2) Si tomamos como referencia el cuadrado verde, que representa un campo situado al Noreste del campo transgénico de igual tamaño que el campo de maíz transgénico, es decir 0,25 hectáreas, el flujo medio total de polen de maíz Bt en todo el campo es de 1,77% è El agricultor sí debería etiquetar esta cosecha como transgénica

 

● 2) Si tomamos como referencia el cuadrado azul, que representa a un campo situado al Noreste del campo transgénico de igual tamaño que el campo de maíz transgénico, es decir 0,25 hectáreas, pero que se ha cultivado dejando 6 metros de distancia con el campo de maíz transgénico,  el flujo medio total de polen de maíz Bt  en todo el campo es de 0,77% è El agricultor no debería etiquetar esta cosecha como transgénica

 

Recomendaciones para el agricultor

 

A la luz de los datos disponibles, el IRTA afirma como conclusión a su estudio que si se siguen las recomendaciones propuestas por la Asociación de Productores de Semillas (Aprose), de establecer una separación de 25 m siempre que sea posible y en caso contrario, establecer una barrera de 4 surcos de maíz no transgénico si la superficie del campo colindante es menor a 1 Ha, la coexistencia es posible.

 

Futuros ensayos

 

Este ensayo ha puesto de manifiesto el importante efecto del viento registrado en la zona durante la época de floración en la que viajó el polen. Por ello, es conveniente realizar más ensayos en años sucesivos para confirmar los datos obtenidos y para estudiar otras variables: el tamaño del campo transgénico, el comportamiento de la variedad, la coincidencia de la floración, y también el efecto de otras fuentes de mezcla como la maquinaria, el almacenamiento, o la permanencia de semillas fértiles en el campo para ciclos posteriores.

 

 (*) Según la legislación de la Unión Europea es obligatorio etiquetar una cosecha como transgénica si el porcentaje de maíz modificado genéticamente detectado es superior al 0´9%


M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.