9/1/2004

El Reino Unido tiene el deber moral de promover la biotecnología agraria en países en desarrollo, según un consejo de bioética

El Consejo Nuffield de Bioética (Nuffield Council on Bioethics), una fundación británica sin ánimo de lucro, acaba de publicar un informe sobre el uso de la ingeniería genética en la agricultura de los países en desarrollo, en el que afirma que Gran Bretaña tendría el deber moral de promover los cultivos OMG en naciones de clima tropical y subtropical, debido a su gran potencial de mejorar la economía de esos países.

Nuevas variedades OMG de arroz, bananas, patata dulce y soja adaptadas a las necesidades de esos países podrían suponer grandes beneficios para los mismos. Sin embargo los gobiernos de esos países no investigan por su falta de recursos, ni tampoco las compañías privadas de países desarrollados por las escasas perspectivas de obtener beneficios empresariales. Solamente algunas de las actuales variedades OMG de algodón y maíz son aprovechables por estos países.

El informe señala la gran capacidad existente en la biotecnología para mejorar las condiciones de vida de los países más pobres y critica las alegaciones de supuestos riesgos de daños medioambientales que se alegan contra de los OMG con carácter general, ya que no están avalados por evidencia alguna. Asimismo critica la obsesión de las naciones de la UE en buscar trazas de OMG en la cadena alimentaria y las nuevas reglas europeas de etiquetado y trazabilidad que tendrán un impacto negativo sobre la agricultura de países en desarrollo, ya que o bien renuncian a la biotecnología, o no podrán exportar productos como libres de OMG, ya que carecen de las infraestructuras adecuadas para la segregación.

Las condiciones de la alimentación y del medio ambiente en los países tropicales y subtropicales se están degradando rápidamente y las causas principales son el crecimiento demográfico y la baja productividad agrícola. La biotecnología agraria por si sola no es suficiente para resolver este problema, pero una de las herramientas más poderosas que se podrían utilizar, y no se puede esperar por años a estar absolutamente seguros de los OMG, ya que la seguridad absoluta no se puede conseguir en ningún caso y es una falacia ignorar que no hacer nada tiene también sus propios riesgos, concluye el informe.


http://www.nuffieldbioethics.org/gmcrops/latestnews.asp



Forman parte del Consejo de Bioetica; la Fundación Nuffield, fundada en 1943 por Lord Nuffield (el fabricante de los automóviles Morris); el Consejo Británico de Investigación en medicina y la Fundación Wellcome, dedicada también a la investigación en salud humana.

M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.