29/10/2003

Monsanto dirige su investigación hacia la obtención de soja que produzca aceite más cardiosaludable

Monsanto ha anunciado estar desarrollando un programa de investigación genética de la soja dirigido a la mejora de la composición de su materia grasa desde el punto de vista de la salud del consumidor, en el sentido de un menor contenido de ácidos grasos saturados y de grasas trans, que son los que afectan en el organismo humano elevando el nivel de LDL en la sangre, el llamado colesterol “malo”. Este proceso de mejora vegetal utiliza tanto técnicas convencionales como la moderna biotecnología.

En EEUU se requerirá a partir del 2006 el que figure en el etiquetado de los alimentos el contenido de grasas trans, que en su mayor parte no provienen de las mismas semillas oleaginosas, sino del proceso industrial de hidrogenación al que se someten algunos aceites vegetales. Monsanto está ya aplicando actualmente técnicas convencionales de mejora genética para producir soja baja en ácido linoleico, que reduce o elimina en algunos casos la necesidad de hidrogenación de los aceites para determinados usos y por tanto la formación de grasas trans. La soja baja en linoleico está actualmente en fase de ensayo en campo y laboratorio y estará disponible en próximas campañas para su cultivo comercial.

Por otra parte, Monsanto está obteniendo, por métodos de mejora convencionales, variedades de soja con alto contenido en ácido oleico y bajas en linoleico que producen aceites con elevada proporción de ácidos grasos insaturados.

Finalmente, la compañía proyecta aplicar técnicas de ingeniería genética para conseguir una soja que produzca un aceite totalmente libre de grasas saturadas y de grasas trans.


M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.