28/7/2017

El cambio climático y la expansión del cultivo de la caña de azúcar aumentarán los casos de hantavirus

La comunidad científica internacional ha encontrado evidencias de que el aumento de las temperaturas a lo largo del mundo y los cambios en el uso de la tierra tendrán un impacto profundo en la salud humana, ya que ayudarán a propagar distintas enfermedades. Ahora, un equipo de investigadores de las universidades de São Paulo (Brasil) y Columbia (Estados Unidos) ha encontrado una nueva enfermedad infecciosa que se verá “beneficiada” de esta situación: el hantavirus.

En un trabajo publicado en la revista ‘PLOS Neglected Tropical Diseases’, los investigadores sugieren que, en el 2050, el número de personas en riesgo de ser contagiados de hantavirus en el estado brasileño de São Paulo se incrementará al menos un 20 por ciento debido al cambio climático y a la expansión del cultivo de la caña de azúcar.

El síndrome cardiopulmonar por hantavirus (HCPS, por sus iniciales en inglés) es una enfermedad severa –más del 50 por ciento de los afectados fallecen- causada por el hantavirus, un virus que propagan los roedores y que se registra fundamentalmente en los trópicos.

Estudios anteriores apuntaban a que el reemplazo de plantas nativas por caña de azúcar, una situación común en los países en vías de desarrollo, aumentaba la población de roedores portadores de hantavirus. Asimismo, también se ha planteado en la comunidad científica la hipótesis de que el cambio climático podía impulsar tanto el número de roedores como la permanencia del hantavirus en el ambiente durante más tiempo.

Como explica a DiCYT la primera autora del trabajo Paula Ribiero Prist, de la Universidad de São Paulo, se han utilizado datos históricos entre 1993 y 2012 sobre el virus, el aumento de la temperatura ambiental basada en los escenarios de cambio climático del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) y el crecimiento en el cultivo de la caña de azúcar, para diseñar un modelo de predicción capaz de determinar cómo los cambios climáticos esperados y la expansión de la caña de azúcar podrían afectar a los casos de síndrome cardiopulmonar por hantavirus en 2050.

El equipo científico encontró que un aumento en los campos de caña de azúcar sin cambios en la temperatura, incrementaría probablemente en un 20 por ciento los casos de HCPS, con una alta incidencia, cercana al 6’6 por ciento, en algunas zonas. Por otro lado, si la temperatura aumenta según lo predicho por los modelos actuales, el número de personas infectadas por hantavirus se elevará entre el 31 y el 34 por ciento a mitad de siglo. Finalmente, si las temperaturas y la expansión del cultivo de caña de azúcar aumenta al mismo tiempo, el modelo revela los mismos resultados que cuando las temperaturas aumentan solas.

"En todos los escenarios evaluados, tanto de expansión de la caña de azúcar como de aumento de la temperatura, ocurre un aumento del riesgo de la enfermedad. Este aumento es más pronunciado en los escenarios de aumento de temperatura si se compara al escenario de aumento de expansión de la caña, lo que demuestra un papel importante de la temperatura en la transmisión de esa enfermedad y que hasta ahora se ha descuidado en las investigaciones y estudios", precisa Prist.

“Nuestros resultados refuerzan los vínculos entre el cambio climático y el aumento de la incidencia de enfermedades. Estos hallazgos deben considerarse como un argumento adicional para alentar a los gobiernos, empresas y ciudadanos a firmar acuerdos e iniciar campañas masivas para mitigar los impactos del cambio climático ", apuntan los investigadores.

Este aumento es más pronunciado en los escenarios de aumento de temperatura si se compara al escenario de aumento de expansión de caña, lo que demuestra un papel importante de la temperatura en la transmisión de esa enfermedad y que hasta ahora se ha descuidado en las investigaciones y estudios.

A partir de este estudio los investigadores podrán identificar los municipios que tendrán un aumento de riesgo de la enfermedad en el futuro e implementar medidas de prevención y campañas de educación y concienciación, evitando que brotes y nuevos casos de la enfermedad ocurran en el futuro. "También se lo podemos comunicar a las empresas responsables de la plantación y recolección de caña de azúcar para que sus medidas de prevención y asignación de recursos sean destinadas a evitar el contacto de los trabajadores con los roedores que habitan los cañaverales, ya que este ambiente representa un área de riesgo potencial", agrega.


Referencia bibliográfica:
Prist PR, Uriarte M, Fernandes K, Metzger JP (2017) Climate change and sugarcane expansion increase Hantavirus infection risk. PLoS Negl Trop Dis 11(7): e0005705. https://doi.org/10.1371/journal.pntd.0005705

M�s informaci�n sobre remolacha



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.