12/7/2017

Investigan las patatas que mejor se adaptan al cambio climático

El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, NEIKER-Tecnalia, entidad pública dependiente de la Viceconsejeria de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, ha cerrado un proyecto de investigación sobre variedades de patata que mejor se adaptan a las condiciones previstas de cambio climático, que estima un escenario con una disminución de la lluvia y temperaturas más extremas de calor y frío.

El proyecto llevado a cabo por el centro tecnológico persigue la identificación de los genes de patata que confieren tolerancias o resistencias para la obtención de nuevas variedades de patata que se adapten de forma óptima a las futuras condiciones climáticas. Por otro lado, la investigación pretende también conocer cómo se comportarán las variedades de patata actuales en una situación de mayor sequía y temperaturas más altas y bajas. En definitiva, este proyecto pretende avanzar hacia una mejora en la competitividad del sector agrario, en aras de alcanzar una agricultura más sostenible.

La investigación forma parte del proyecto Papaclima, y se desarrolla en colaboración entre NEIKER-Tecnalia, La Universidad Agraria de La Molina (Perú), el INIAP (Ecuador) y la Universidad de San Francisco (Ecuador) y ha sido financiada por la FAO.

El grupo investigador del proyecto estima que al menos 1500 agricultores y sus familias se beneficiarían del uso de variedades desarrollados adaptadas al cambio climático y que evitarían pérdidas de producción asegurando así la seguridad alimentaria y el aumento de ingresos de los agricultores locales. El proyecto también contribuirá a cambiar y mejorar la seguridad alimentaria de los agricultores de escasos recursos en determinados países en desarrollo, fortaleciendo la gestión sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura.

Por otro lado, se estima que el cultivo de la patata aumentará en los próximos años al menos un 10%, especialmente en regiones con condiciones agroclimáticas adversas. El proyecto que está coordinado por la Universidad Agraria de La Molina, y NEIKER-Tecnalia desarrolla y transfiere la tecnología requerida. El proyecto puede contribuir a ampliar las fronteras del cultivo de la papa y reducir de esta manera el impacto de la pérdida de diversidad de patatas y la desertificación.

Los técnicos de NEIKER-Tecnalia han recogido información genética de cada variedad en el momento en que la planta se encuentra estresada; es decir, sometida a condiciones adversas de sequía, frío o calor. De esta forma, se puede observar qué genes se están expresando cuando la planta está bajo un estrés determinado. La técnica permite identificar los genes concretos del genoma que participan en los mecanismos de respuesta a la sequía, al frío y al calor.

Identificar los genes que hacen a la planta más resistente a la sequía, el frío o el calor resulta esencial como primer paso para desarrollar nuevas variedades que se adapten a las condiciones climáticas futuras. Después hay que analizar la variación allelica existente de estos genes y determinar los efectos de cada alelo particular o de combinaciones de alelos sobre el grado de tolerancia a los estreses estudiados para poder seleccionar y combinar parentales adcuados en los programas de mejora. Igualmente, supone una información fundamental para conocer cómo se comportarán las variedades actuales ante los afectos del cambio climático.


M�s informaci�n sobre patata



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.