22/6/2017

UPA Andalucía reclama un cambio en la gestión del uso del agua

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía ha hecho un llamamiento para fomentar una nueva gestión del agua en todo el territorio andaluz. A su juicio, se deben mejorar las infraestructuras, fomentando el ahorro de agua, la redistribución de los recursos y un reparto socialmente más justo del uso de este recurso.

Los regadíos agrícolas constituyen una fuente de riqueza frente a los secanos tradicionales, además de suponer un incremento del valor añadido y lo que es más importante, un factor que socialmente implica un freno al despoblamiento del medio rural.

UPA Andalucía cree que es necesario reforzar el control público del uso y de la calidad del agua y potenciar la participación y la corresponsabilidad de todos los agricultores. Desde la organización agraria han demandado además que en los nuevos procesos de planificación de todas las cuencas de Andalucía se atiendan las demandas de uso agrario en base a la implantación de nuevos regadíos, puesta en funcionamiento de los comprometidos, así como en la continuación con los programas de mejora y modernización. Dependiendo de los tipos de cultivos, de la disponibilidad de agua, de las políticas sectoriales y de otros diversos factores serán necesarios nuevos proyectos de modernización o puesta en marcha de nuevos regadíos.

En cualquier caso “debe ser prioritario continuar con planes que tengan por objeto la mejora y modernización de nuestros regadíos y cuya finalidad principal debería residir en asegurar las dotaciones necesarias para los regadíos presentes y futuros”, argumentan desde UPA Andalucía.

Además, “se debe fomentar la construcción o mejora de infraestructuras hidráulicas (embalses, balsas de regadío, canalizaciones de transporte, depuradoras, utilización de aguas regeneradas, etc.) con la finalidad de atender las demandas de uso agrario en condiciones óptimas, y será necesario garantizar que estas infraestructuras puedan ser utilizadas por el sector agrario sin que el mercado las derive a otros sectores”, afirman desde la organización.

UPA Andalucía rechaza “de plano” el llamado “mercadeo del agua”, ya que en la asignación de recursos no deben primar criterios de mercado, sino sobre todo criterios socioeconómicos del territorio. El mercadeo del agua lo consideran desde UPA “contrario a los intereses generales, y por ello rechazan el mantenimiento en la normativa actual de la celebración de contratos de cesión de derechos de uso del agua”.

UPA también ha defendido la constitución del Banco Público del Agua, de tal manera que sirva de instrumento para reasignar el agua con criterios sociales, de equidad, eficiencia y sostenibilidad. Se hace necesario, han señalado, reforzar el principio de democratización de la gestión del agua, para dar mayor presencia en los órganos de gestión a los agricultores y a los regantes.

Finalmente, desde la organización agraria han reclamado “soluciones urgentes para resolver los problemas de los regadíos de aguas subterráneas, que prioricen el uso del agua para cultivos sociales y fomentando medidas de regularización de los expedientes de aprovechamientos aún sin resolver”. Del mismo modo, desde UPA Andalucía han reivindicado “un reparto equitativo y social del uso de aguas subterráneas, y que conlleve una gestión sostenible del recurso que propicie la mejora de la recarga de los acuíferos”.


M�s informaci�n sobre agua



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.