16/6/2017

El rechazo a la biotecnología está frenando la modernización de la agricultura en Europa, según Ramón Serrano

El catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Valencia, Ramón Serrano, alertó ayer sobre los riesgos que entrañan determinadas concepciones radicales del ecologismo porque están frenando la modernización de la agricultura en Europa con su rechazo frontal a nuevas técnicas tan prometedoras como la biotecnología. Serrano, uno de los mayores expertos de España en sistemas de mejora genética, realizó estas afirmaciones durante la celebración de una jornada sobre la llamada cuarta revolución verde, organizada por la Asociación de Operadores de Variedades Vegetales (ASOVAV) en la Facultad de Derecho de la Universitat de València.

El catedrático señaló que en otras zonas del mundo esta clase de cultivos están perfectamente asumidos y por ello han tomado la delantera a Europa en innovación y desarrollo agrario hasta el punto de que muchas empresas que trabajan en Europa se están trasladando a Estados Unidos. En este sentido, Serrano mencionó que los agricultores le preguntan por qué algunas de las variedades más punteras, como la Orri, no han sido obtenidas en Valencia, sino en institutos públicos de investigación de otros países como Israel o EE.UU.

Serrano considera que para el futuro de la agricultura en Europa es fundamental que se vayan venciendo ciertas resistencias carentes de fundamento y rigor científico que han “envenenado a la opinión pública”. El catedrático agregó al respecto que “los políticos son duros de pelar porque oponerse a este tipo de avances les da popularidad”, pero lamentó que con esa actitud “estén creando un problema a la ciencia y a la tecnología”.

Durante su intervención, Serrano repasó las cuatro revoluciones verdes que han marcado la historia de la humanidad y se refirió al último gran descubrimiento en esta materia y a las posibilidades que encierra la edición de genomas por el sistema CRISPR/Cas9, una técnica de alta precisión que permite modificar un gen propio de la planta de forma controlada sin alterar el resto.

Por su parte, el presidente de ASOVAV, Rafael Grau, destacó la necesidad de apostar de forma decidida por la investigación y la innovación en el mundo agrario, a través de herramientas como las nuevas variedades vegetales y máxime en un escenario de futuro que plantea la exigencia de poder dar respuestas satisfactorias a las necesidades alimentarias de una población mundial en continuo crecimiento.

En la jornada participaron también la jefa del área de plantas de vivero de la Oficina Española de Variedades Vegetales del Ministerio de Agricultura, María Victoria Colombo; el catedrático de Derecho Civil, Javier Plaza; el profesor asociado de Derecho Mercantil, Benjamín Saldaña y el coordinador de la Comisión de Seguimiento de Variedades de ASOVAV, Enrique Duque. En sus ponencias analizaron el comportamiento agronómico y comercial de las nuevas variedades, así como las consecuencias de la normativa europea sobre la comercialización de plantas y la problemática de los contratos de licencia sobre obtentores vegetales derivada del actual marco legislativo. En esta línea, Grau señaló que es necesario lograr que los agricultores que trabajan con este tipo de variedades cuenten con un respaldo legislativo adecuado que les proporcione seguridad jurídica.

Finalmente, el secretario autonómico, Francisco Rodríguez Mulero, destacó el trabajo que lleva a cabo ASOVAV y abogó por facilitar la colaboración pública y privada de cara a la obtención de nuevas variedades vegetales, lo cual favorecerá la planificación del sector agrario.


M�s informaci�n sobre biotecnologia



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.