16/5/2017

La Asociación Forestal de Soria, galardonada con el prestigioso premio internacional “Elinor Ostrom”

La Asociación Forestal de Soria ha sido galardonada con el prestigioso “Elinor Ostrom Award”, en la modalidad “Practitioners”, por el trabajo que desarrolla en defensa de los montes de socios. La concesión del premio se ha dado a conocer de forma oficial hoy viernes, 12 de mayo, a las 11,15 horas, en una rueda de prensa que en el ayuntamiento de Almazán (Soria), con la presencia de la directora de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Esperanza Orellana; la vicepresidenta de la Diputación de Soria, Esther Pérez; y el presidente de la Asociación Forestal de Soria, Pedro Antonio Marín.

Este galardón, creado en honor de la Nobel de Economía Elinor Ostrom, es el máximo reconocimiento mundial a instituciones, administraciones o particulares que desarrollan su labor en el campo de los bienes comunes: bosques, agua, cuencas hidrográficas, tierras de pastoreo, pesca y costas, entre otros.

En el caso de la Asociación Forestal de Soria, el trabajo desarrollado en favor de los montes de socios ha consistido en recuperar, visualizar y posicionar en el siglo XXI una forma colectiva de propiedad nacida a raíz de los procesos desamortizadores de finales del siglo XIX.

Para evitar que los montes hasta ese momento de uso común pasaran a manos ajenas a la comunidad local, los vecinos de los pueblos (a veces de forma directa, y otras a través de intermediarios) decidieron acudir a las subastas estatales para recuperar una titularidad que se les pretendía arrebatar y poder seguir utilizándolos como tradicionalmente lo hacían.

El éxodo hacia las ciudades durante el siglo XX hizo que estos montes cayeran en el olvido, hasta que en el siglo XXI se reconsideró el valor de los espacios verdes para la sociedad y la reactivación de las zonas rurales. La Asociación Forestal de Soria detectó e hizo ver la necesidad de una normativa específica para esta clase de propiedad forestal, que permitiera afrontar la gestión de estos territorios y la actualización de la titulación a favor de los propietarios.

“Es un trabajo que viene de muchos años, en los que se han activado muchas comunidades por toda España, con un total de 15.000 personas vinculadas con los procesos de recuperación, conservación y revalorización de los montes de socios. El premio es la ratificación de que esta línea de trabajo, que confía el desarrollo rural a la existencia de comunidades sólidas, es acertada”, destaca Pedro Agustín Medrano, director del proyecto Montes de Socios.

Una importante innovación que la Asociación Forestal de Soria ha aportado con su trabajo de recuperación de este tipo de espacios forestales es el haber reformulado el concepto de comunidad local como gestora de los mismos.

“El enfoque que le hemos dado es bastante novedoso. Partimos de que confiar el desarrollo de estos espacios forestales solo a los últimos moradores de los pueblos no tiene recorrido. Las juntas gestoras de Montes de Socios son un nuevo concepto de comunidad local, en la que participan las personas que viven en los pueblos y también las que conservan derechos sobre estos montes pero viven en el entorno urbano. Es novedoso por el componente mixto rural-urbano. Y la experiencia es positiva porque se favorece la toma de decisiones por la participación de personas con diferentes percepciones, desde la ciudad y el mundo rural. Este elemento innovador es el que ha motivado el premio”, añade el presidente de la Asociación Forestal de Soria, Pedro Antonio Marín.

El objetivo, apunta Medrano, es “convertir a estas comunidades en elementos dinamizadores de los bosques y el medio rural. Y no solo en teoría, sino que les dotamos de herramientas para que desarrollen procesos económicos y de valorización de este tipo de montes”, explica el director del proyecto Montes de Socios.

El trabajo desarrollado por la Asociación Forestal de Soria también ha permitido demostrar uno de los grandes postulados de Elinor Ostrom, constatando que cuando se hace un buen trabajo de preparación, de formación y de acompañamiento, las comunidades son capaces de manejar y gestionar sus recursos de forma autónoma. El trabajo conseguido desde la iniciativa “Montes de Socios”, y especialmente en contextos de alta despoblación, se alinea perfectamente con otra de las máximas de la Nobel de economía, al maximizar la importancia de las comunidades humanas, en este caso a través de las Juntas Gestoras, configurándolas en pilares de la conservación del medio rural.

“La evidencia científica de la preferencia de estructuras colectivas locales en la lucha contra la deforestación es tan sólida como el legado de Elionor Ostrom. Con el premio global que lleva su nombre a favor de la Asociación Forestal de Soria (ASFOSO) se confirma que no se trata de una singularidad de países tropicales en vías de desarrollo sino una característica intrínseca, así como la relevancia que los espacios forestales tienen entre los recursos colectivos locales. El trabajo realizado por ASFOSO, cuyo Director, Pedro Agustín Medrano, es Ingeniero de Montes, ha sido ímprobo en la reconstrucción de una arquitectura social de los mismos viable en el siglo XXI como elemento de recuperación del legado identitario, lucha contra la despoblación interior y de mejora del patrimonio forestal”, resalta Eduardo Rojas Briales, Decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes.

La candidatura fue presentada por Ashoka, una asociación sin ánimo de lucro que apuesta por una sociedad en la que todas las personas descubran su potencial para mejorar el mundo y se sientan con la capacidad para lograrlo con éxito. La entrega del galardón tendrá lugar el próximo mes de julio en Utrecht (Holanda), en el marco de la XVI Conferencia Internacional de Estudio de los Comunes.

Los Montes de Socios ocupan hoy en España una superficie aproximada de 1,5 millones de hectáreas. Y son solo la punta del iceberg en nuestro país, donde la mayor parte de los terrenos de pastos son comunales, la pesca de bajura está configurada por más de 200 cofradías, las sociedades de cazadores gestionan 6,4 millones de hectáreas, donde aún se mantienen varios miles de sociedades de riego, donde todavía existen 3.000 montes vecinales en mano común, o donde gran parte de los terrenos municipales conservan vínculos de gestión con sus respectivas sociedades vecinales.




M�s informaci�n sobre forestal



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.