5/4/2017

Castilla y León logra el máximo estatus en brucelosis bovina tras no darse ninguna explotación positiva en 2016 y declararse Burgos, Soria y Valladolid oficialmente libres

Pagina nueva 5

La aplicación de los Programas Nacionales de Erradicación de enfermedades de los Rumiantes en Castilla y León durante 2016 muestra de nuevo resultados favorables.

En lo referente a brucelosis bovina, en la Comunidad no se detectó ninguna explotación positiva en el año 2016, una situación que nunca antes se había producido y que, unido al reconocimiento por parte de la Unión Europea de las provincias de Burgos, Soria y Valladolid como oficialmente libres de brucelosis bovina, sitúa a Castilla y León como una región con el máximo estatus para esta enfermedad.

 

Durante este año todas las explotaciones de ganado bovino de Castilla y León serán sometidas a una única prueba obligatoria frente a esta enfermedad, excepto en Burgos, Soria y Valladolid donde cuentan con una ventaja competitiva adicional, ya que en estas provincias no se requieren pruebas sanitarias de brucelosis previas al movimiento, y solo se realizará el saneamiento, a modo de centinela, sobre el 20 % de las explotaciones.

EVOLUCIÓN PREVALENCIA BRUCELOSIS BOVINA EN CASTILLA Y LEÓN 2015-2016

PROVINCIA

2015

2016

ÁVILA

0,15%

0,00%

BURGOS

0,00%

0,00%

LEÓN

0,70%

0,00%

PALENCIA

0,16%

0,00%

SALAMANCA

0,02%

0,00%

SEGOVIA

0,32%

0,00%

SORIA

0,00%

0,00%

VALLADOLID

0,00%

0,00%

ZAMORA

0,27%

0,00%

TOTAL

0,18%

0,00%

 

 

 

 

 

 

 

Tuberculosis bovina

 

En relación a la tuberculosis bovina, en 2016 se ha dado un nuevo descenso de la prevalencia, ya que el número de explotaciones positivas fue únicamente un 1,87 %.

En Castilla y León, el número de explotaciones positivas de tuberculosis bovina ha disminuido en los últimos diez años un 55 %, siendo más pronunciado el descenso en las provincias de Salamanca, Segovia y Zamora. Así en el caso de Salamanca, provincia de España con mayor número de cabezas de ganado bovino, el número de explotaciones positivas ha disminuido del 5,63 % del año 2007 al 1,90 % en la actualidad. Esto quiere decir que, en 2016, se han detectado un 66,2 % de explotaciones positivas menos que en el año 2007, situándose por primera vez esta provincia por debajo del 2 % de explotaciones positivas.

 

Es importante destacar, la evolución tan favorable que se ha producido en las explotaciones de aptitud cárnica en régimen extensivo de la Comunidad, ya que el número de explotaciones positivas en rebaños de aptitud cárnica en los últimos diez años ha descendido en un 57,1 %.

 

Estos resultados significan que el programa avanza muy positivamente en ganado extensivo. En el caso de Salamanca, las explotaciones de aptitud cárnica en régimen de extensivo han tenido un descenso de prevalencia del 15 % en solo un año.

 

Hay que destacar también el hecho de que de 1.093.428 animales sometidos a pruebas sanitarias de tuberculosis en 2016, un 99,4 % de los animales saneados no han tenido ningún problema diagnóstico, lo que refleja el paulatino avance en la mejora sanitaria regional.

 

Otro dato destacable que arrojan los resultados de 2016 es el hecho de que cada año el censo de animales bovinos de Castilla y León aumenta. En solo dos años, ha aumentado el censo saneado en más de 39.000 animales, crecimiento que se ha detectado en mayor medida en la provincia de Salamanca, donde en 2016 se han saneado 23.080 animales más que en 2014. La mejora sanitaria y posibilidades de mercado que esto conlleva han permitido a Castilla y León aumentar el censo ganadero.

 

Posibilidades de aumento del mercado

 

La mejora sanitaria conlleva la posibilidad de ampliar el mercado de las explotaciones de Castilla y León ya que la nueva normativa a aplicar, bajo el paraguas del Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina aprobado para España, permite a la Comunidad calificar de oficio a los cebaderos ubicados en los municipios calificados.

 

Esto supone que, en este momento, el 81 % de los cebaderos de Castilla y León puede acceder a todos los mercados internacionales sin realizar las pruebas previas de tuberculosis, lo que permite una flexibilización de movimientos como demanda el sector. Esta mejora es más evidente en las provincias de Ávila y Salamanca, donde han pasado de un 18,6 % y un 7,3 % respectivamente de cebaderos calificados en 2014, a un 68,4 % y 67,6 % actualmente.

 

EVOLUCIÓN PREVALENCIA TUBERCULOSIS BOVINA EN CASTILLA Y LEÓN 2015-2016

 

PROVINCIA

2015

2016

ÁVILA

2,71%

2,67%

BURGOS

1,16%

1,54%

LEÓN

1,29%

1,19%

PALENCIA

0,81%

1,61%

SALAMANCA

2,16%

1,90%

SEGOVIA

2,23%

1,81%

SORIA

2,47%

1,46%

VALLADOLID

1,66%

3,71%

ZAMORA

0,97%

0,97%

TOTAL

1,93%

1,87%

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Actuaciones en la fauna silvestre

 

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha presentado también hoy el nuevo plan nacional en relación a las actuaciones en fauna silvestre (PATUBES).

Las claves de este programa son: la clasificación por primera vez de las Comunidades por su riesgo de contagio entre fauna silvestre y doméstica -situando a Castilla y León como una región con baja detección de tuberculosis en fauna silvestre-, se determina el número mínimo de muestras que deben tomar todas las autonomías para analizar la fauna silvestre y se establecen medidas de intervención como la mejora de bioseguridad de las explotaciones ganaderas, la recogida de restos de cacerías o el  descenso de poblaciones silvestres, entre otras.

 

El actual plan autonómico de Castilla y León es más ambicioso que el estatal recientemente aprobado ya que genera más información e incluye un muestreo de prácticamente el doble de animales silvestres. Por ese motivo, la Comunidad va a continuar aplicando su propia normativa en lo que a número de muestreos se refiere.

 

Para mejorar la bioseguridad en las explotaciones ganaderas, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha dado un primer paso editando un folleto informativo, que ya está a disposición de los profesionales, en el que se recogen 16 medidas para minimizar la influencia de la fauna silvestre en el contagio de tuberculosis bovina.

 

Además, para facilitar la implantación de estas medidas de bioseguridad, la Junta ha publicado una Orden de Ayudas, cuyo plazo de solicitud finaliza el 7 de abril, con un presupuesto de 857.143 euros, destinada al acondicionamiento, cercado y otras actuaciones en pastos comunales aprovechados por ganado bovino.

 


M�s informaci�n sobre vacuno



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.