2/3/2017

Los ganaderos cántabros bajan este viernes a Santander para manifestarse en defensa del sector

Pagina nueva 5

Las asociaciones ganaderas convocantes de la manifestación ASAJA Cantabria, Federación de Razas Cárnicas (Asociación de Criadores Raza Limousine, ABACAN, ASPICAN, ASEAMO Cantabria, La Socarreña, Asociación Nacional de Criadores de Raza Tudanca, Asociación Regional de Raza Monchina, Asociación Regional de Raza Charolesa, Asociación Parda de Montaña), AGAVACAN, AGAMOCAN, OVICAN, Asociación Ganaderos de Liébana, Asociación Vida Digna para la Ganadería y Ganaderos del Cantábrico han celebrado hoy una rueda de prensa en el Mercado de Ganados Jesús Collado Soto, para informar sobre los motivos que les llevan a tener que bajar hasta la capital cántabra a manifestarse.

 

Los portavoces de las la entidades convocantes han explicado de forma sucinta los puntos que aparecen en el manifiesto y han mostrado un descontento generalizado hacia la gestión de la consejería de Medio Rural. También, han explicado que ya hace un año se concentraron frente al Parlamento de Cantabria y se reunieron con el presidente del Ejecutivo Regional, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, donde se asumió el compromiso de aumentar el presupuesto de la consejería en materia de ganaderia, pagar la deuda de la Prima Nacional Complementaria a la Vaca Nodriza, por un importe de 2 millones de euros, un calendario de pagos de la PAC, entre otras medidas que se registraron en el Parlamento.

 

Casi un año después, el sector ganadero continúa exigiendo soluciones a sus gobernantes y solicita que se recoja el sentir del campo, de sus profesionales, porque son los que asientan las zonas rurales y los que evitan que los pueblos queden desérticos. Por eso, en esta ocasión, se han redactado unos puntos clave, dando especial importancia a la Sanidad Animal, que es el principal problema de todos los ganaderos. A pesar de las distintas reuniones que se han organizado con la consejería, no ha mejorado la situación ni se han adoptado medidas.  

 

Manifiesto:

 

La alarma rural nos obliga a los firmantes a convocar una manifestación para reivindicar que se atiendan los siguientes puntos:

 

Incrementar el presupuesto en Sanidad Animal por la situación de excepcionalidad creada por el reciente brote de brucelosis y la continuidad de casos de tuberculosis que ponen en riesgo la viabilidad de muchas explotaciones. De esta manera, poder afrontar el pago de indemnizaciones y programas de reposición. Asimismo, se incide en estos puntos fundamentales:

 

-          Revisión de la eficacia y efectividad de las pruebas existentes para la detección de la tuberculosis bovina y búsqueda de nuevas pruebas alternativas que confirmen la enfermedad con fiabilidad. Unas pruebas que nos den garantías.

 

-          Actualizar los baremos de indemnización para que en caso de sacrificio de reses o vaciado sanitario el ganadero no se arruine y pueda seguir desempeñando su actividad que tantas positividades genera en las zonas rurales.  La tabla de indemnizaciones lleva décadas sin tener una actualización acorde a los precios de mercado.

 

-           Pago de las indemnizaciones en un plazo no superior a 3 meses (y no en 8 meses como se está produciendo actualmente).

o                    - Suplir las carencias del lucro cesante. Pagar el 100% de los animales de la explotación y no sólo la media.

o                       - Ayuda a la reposición y cobro en un plazo no superior a 3 meses.

o                   - Cuando en una explotación se haya sacrificado más del 10% de la cabaña, se pueda acceder a la ayuda a la reposición y al lucro cesante, y respetar los pagos de ayudas al 100% a pesar de que se haya producido un vacio o un sacrificio de más del 10% el ejercicio anterior.

 

-           Realizar estudios sobre las causas del contagio, especialmente en ganaderías de leche que a priori no tienen contacto con fauna salvaje. El objetivo de los estudios es saber cómo se producen los contagios para poder diseñar métodos de prevención.

 

-          Control de la enfermedad en la fauna salvaje donde se encuentre el reservorio de tuberculosis.

 

-          Plan de flexibilización en el foco de brucelosis. Comprobar un porcentaje alto de la enfermedad en el rebaño. No sacrificar todos los animales por un solo positivo. Realizar la prueba a los 30 días y el contraanálisis.

  

Incrementar el presupuesto para Planes de Mejora y Primeras incorporaciones. Este punto fue remarcado por las Organizaciones profesionales Agrarias en las reuniones de la Mesa Regional Agraria. Cada año 200 ganaderos solicitantes son denegados por falta de dotación presupuestaria. Esta partida es estratégica porque dinamiza el tejido social y económico de las zonas rurales, al favorecerse la inversión, la contratación y la sostenibilidad medioambiental. Así, se solicita el aumento de esta partida para que los núcleos rurales no sigan perdiendo activos y se genere empleo.

 

3º   Recuperar el Plan de ayuda a la recría de novillas. Esta ayuda favorecía el circuito cerrado y además está vinculado con la sanidad animal. Criar los animales en Cantabria y no tener que adquirirlos en otras CCAA disminuye el riesgo sanitario.

 

4º   Calendario de pago de las ayudas de la PAC. Se solicita nuevamente que se establezcan unas fechas de pago para que los profesionales del campo puedan administrar y organizar la viabilidad de su explotación.

 

5º   Pago de las indemnizaciones por fauna salvaje y una solución al lobo. Los daños por fauna salvaje suponen un problema en las explotaciones, especialmente

los de lobo. Se pide una solución y que se paguen todas las indemnizaciones en tiempo y forma en toda Cantabria.

 

6º   Acotamientos al pastoreo por incendios. Muchos ganaderos ven como se criminaliza a todo un sector por los incendios, no siendo ellos responsables pero si los que pagan el delito. Los acotamientos de los pastos afectan en la declaración de hectáreas y a su vez en las percepciones de las ayudas de la PAC.

 

7º     Plan de promoción de leche de Cantabria. En el año 2016 se han perdido más de un centenar de ganaderías de leche en una Comunidad Autónoma que fue conocida por sus vacas de leche y que es una pieza clave como productor en la cornisa cantábrica.

 

 

Antecedentes

 

En el año 2016, distintas asociaciones y organizaciones agrarias organizaron una concentración exigiendo soluciones, donde se citaban los puntos críticos para el aporte de soluciones o medidas paliativas. Casi un año después, el campo continúa en situación de emergencia y pese a que sí se aumentó el presupuesto de la consejería de Medio Rural (uno de los puntos que se reivindicaron el 25 de abril de 2016) los 12 millones no se han destinado a ganadería, sino a otras partidas que, aunque tienen que ver indirectamente con el sector, no remedian sustancialmente los problemas de los ganaderos.

 

Hace casi un año de la concentración y reuniones, donde vimos una clara disposición del Ejecutivo Regional para dialogar y buscar una salida al problema de los profesionales del medio rural, pero vemos como recién comenzado el nuevo ejercicio del 2017 algunos problemas enquistados siguen sin solución y tampoco tienen dotación presupuestaria para su atajo, hecho que causará el cierre de más ganaderías.

 

Cantabria no se puede permitir perder a un colectivo que asienta poblaciones en una Comunidad Autónoma con más de un 80% de zonas rurales, además uno de los puntos estratégicos del Ministerio de Agricultura es evitar el despoblamiento en los pueblos. Por eso, uno de los ejes indiscutibles es mantener una viabilidad económica en estas zonas, donde el sector productor de Cantabria se asienta de manera permanente.


M�s informaci�n sobre vacuno



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.