3/2/2017

Primera inseminación, retorno a celo y resincronización. ¿En qué situación están las vacas para ser inseminadas?

Pagina nueva 4

Antonio Jiménez

antonio.jimenez@ceva.com

 

A lo largo de los días, en una explotación de vacas de leche se van inseminando vacas en distintas situaciones que podemos agrupar en tres: primera inseminación, retorno en celo y resincronización.

 

Primera inseminación. Una vaca se insemina por primera vez pasados unos días desde el parto (de 50 a 100, dependiendo de distintos factores) y en el caso de las novillas nulíparas, una novilla se insemina pasados unos días después que alcanza una alzada de 130 cm a la cruz, en los cuales se considera suficientemente madura (lo cual suele ser alrededor de los 13 meses). La eficiencia de esa primera inseminación es decisiva, ya que cuantos más animales consigamos dejar gestantes al principio del periodo de inseminación, mayor será el adelanto general en conseguir gestaciones en el rebaño.

 

Una medida muy fácil de aumentar la eficiencia reproductiva de una granja es hacer la primera inseminación sistemática a tiempo fijo, ya que esto disminuye la dispersión de la primera inseminación, permite aplicar un protocolo de alta fertilidad a todas las vacas y además podemos permitirnos el lujo de retrasar la primera inseminación a unos días en leche en los cuales la fertilidad sea máxima, ya que ninguna vaca va a salirse del tiempo a primera inseminación que tenemos establecido.

 

 

1.      1. Retorno a celo. Una vez que hemos inseminado las vacas por primera vez, las vacas que no quedan gestantes van retornando a salir en celo alrededor de 21 d después y sucesivamente. De estas vacas sólo reinseminaremos en celo observado el porcentaje de vacas en las que vayamos viendo el celo, mientras que otro porcentaje de vacas, que no muestran celo, irán llegando al diagnóstico de gestación.

 

2.   2. Resincronización. Las vacas que se diagnostican vacías deben ser resincronizadas con la mayor eficiencia posible (con una combinación adecuada de la mayor tasa de concepción y el menor tiempo de resincronización).

 

 

Importancia relativa de cada situación de inseminación

 

La importancia de cada situación de inseminación depende de la eficiencia que se logre con las otras dos, de tal manera que unas compensan a las otras, aunque siempre la primera inseminación será la más importante. Ejemplos:

·    

    Si una explotación tiene una baja tasa de concepción a la primera inseminación, los resultados de las inseminaciones en retornos a celo y en las resincronizaciones serán muy importantes, ya que son las oportunidades que tendrá de recuperar lo antes posible el tiempo perdido.

 

·    Si una explotación tiene mala detección de celos o baja fertilidad en los celos de retorno, la resincronización será muy importante, ya que es la oportunidad que tiene de recuperar el tiempo perdido rescatando vacas diagnosticadas vacías.

 

·    Por último, en una explotación que tiene una alta tasa de concepción a primera inseminación y buenos resultados en los celos de retorno que van apareciendo, la resincronización no será tan importante, ya que sólo un pequeño porcentaje de vacas necesitarán rescatarse siendo resincronizadas. Ésta es la situación más eficiente, ya que un mayor porcentaje de vacas quedarán gestantes alrededor de los días en leche en los que deben hacerlo.

 

 

 

 

 

Fertilidad relativa de cada situación de inseminación

 

La fertilidad de cada situación de inseminación puede influir de una manera indirecta sobre la fertilidad de las otras situaciones:

 

 

 

 


M�s informaci�n sobre leche



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.