2/2/2017

UPA-Jaén requiere a la CHG la inmediata puesta en servicio de la Presa de Siles y determinar la superficie de olivar regable

UPA-Jaén, consciente de la importancia que el regadío del olivar y la presa de Siles tienen en el futuro económico, social y laboral de la comarca de la Sierra de Segura, requiere a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la inmediata puesta en servicio de la infraestructura, toda vez que está al 100% de su capacidad, además de determinar, de una vez por todas, la superficie de olivar regable. Entendemos que demorar más esta medida no tiene sentido alguno y que centrar el debate exclusivamente en las conducciones, que tienen que venir en una segunda fase, es desviar la atención de lo importante, que es la puesta en funcionamiento de la infraestructura. No obstante, en la hoja de ruta se mantiene las conversaciones con las distintas administraciones sobre la construcción de las conducciones.

Pero, además, volvemos a reivindicar la ampliación de dicha superficie regable hasta las 10.000 hectáreas, porque entendemos que la presa tiene capacidad suficiente y en los planes previos se establecía una dotación para riego de 15 hectómetros cúbicos, en lugar de los 6,2 contemplados en el plan hidrológico de cuenca, ante el que ya presentamos un voto negativo particular en su revisión. Igualmente, hemos podido constatar que la unidad de acción sale reforzada y que, en la última reunión celebrada por la Plataforma en Defensa del Agua de la Presa de Siles en Orcera, se han solventado las pequeñas divergencias existentes.

Elio Sánchez explica que el volumen real de agua para riego que debe destinar esta infraestructura en la comarca, tal y como viene recogido tanto en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), como en el informe de viabilidad y en el mismo proyecto de la presa, es 15 hectómetros cúbicos de los 30,5 que ya dispone, mientras que 1,2 van destinados a abastecimiento. Desde UPA-Jaén entendemos que la presa de Siles se construye para regar y apostar por el desarrollo socio-económico de la Sierra de Segura, una zona deprimida, de montaña y con problemas de despoblamiento, por lo que no se justifica que el agua que va a regular no se quede en esa comarca.

UPA-Jaén recuerda que, una vez puesta en marcha la infraestructura, se pasa a una segunda fase, que es el proyecto de transformación de regadíos, donde están incluidas las conducciones dentro del proyecto para la transformación en regadío de la zona, respetando las dotaciones recogidas en el Informe de Viabilidad (previsto en la Ley de Aguas) del Anteproyecto Construcción Presa de Siles y en cumplimiento de la Resolución de Declaración de Impacto Ambiental sobre la evaluación del proyecto. Además, reclamamos que dichas conducciones sean declaradas de interés social y su financiación se realice con fondos europeos, y todo ello para el desarrollo de la zona.

Por último, Elio Sánchez insiste en que el volumen de 15 hectómetros cúbicos determinado no solo beneficia a más agricultores y más extensión de terrenos, sino que además infiere directamente en la creación de empleo y cuenta con que debido a los últimos procesos de modernización de la industria asociada del aceite de oliva, ésta ha adquirido capacidad suficiente para asumir el aumento sin necesidad de realizar nuevas reformas. Fuente: UPA-Jaen



M�s informaci�n sobre agua



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.