19/1/2017

Andalucía reitera su petición de que se le aumenten los fondos comunitarios para programas de sanidad animal

La consejera de agricultura de Andalucía, Carmen Ortiz, ha destacado que las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) tienen un “papel crucial” en la garantía de la sanidad y el bienestar animal de la cabaña andaluza. Carmen Ortiz ha recordado que la ubicación geográfica de Andalucía, y especialmente de Cádiz, “nos sitúa como frontera de Europa” y, por tanto, los ganaderos de la región deben hacer “un esfuerzo mayor” para prevenir y controlar este riesgo, “un esfuerzo del que se benefician todos los miembros de la Unión Europa”. Por este motivo, la consejera ha insistido en la petición andaluza de un aumento de los fondos comunitarios destinados a los programas de sanidad animal que se desarrollan en esta Comunidad Autónoma, una inversión que, según sus palabras, “a la larga es rentable para todos los contribuyentes”.

A día de hoy, en Andalucía existen 81 ADSG y dos federaciones de agrupaciones que atienden las necesidades de alrededor de 20.000 explotaciones ganaderas. Entre sus funciones principales se encuentran la vertebración del sector y la ejecución de los programas sanitarios de lucha contra las enfermedades del ganado. El año pasado la Consejería gestionó el pago de más de nueve millones de euros en ayudas destinadas a garantizar el buen estado sanitario de la cabaña ganadera andaluza: 4,8 millones de euros de fondos autonómicos para programas sanitarios de enfermedades animales ejecutados en 2014 y 2015; 2,8 millones de euros de fondos europeos relativos a los Programas Nacionales de Erradicación de Enfermedades Animales de 2015; y cerca de 1,6 millones de euros para la compra de vacunas contra la lengua azul.


M�s informaci�n sobre sanidad animal



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.