12/12/2016

Reducen el gasto de agua en el cultivo de manzana de Girona con un sistema de riego basado en el Internet de las cosas

Desde hace algunos años, las cooperativas frutícolas de Girona se están adaptando al cambio climático. La reducción de los recursos hídricos y el aumento de las temperaturas obligan al sector agrícola actuar ante estos cambios que afectan directamente a su actividad. Una adaptación del sector a sus efectos es la implantación entre los fruticultores del sistema de programación del riego a nivel de parcela Giroreg, basado en las medidas de contenido de agua del suelo en alta frecuencia, y gestionado con el criterio del Internet de las cosas.

El sistema implantado y en continuo crecimiento, consiste en la medida sistemática en 42 fincas piloto de frutales de las comarcas de Girona, recogiendo la máxima diversidad climática, edáfica y varietal, del contenido de agua en el suelo, que se transmite vía tecnología GPRS a la nube, a un sistema experto llamado Aquafruit. Este sistema integra la previsión meteorológica de los próximos siete días y planifica la programación de riegos de las fincas piloto en función de los datos de las sondas instaladas y al resto de fincas, que no disponen de sondas de medida, a partir de la integración de la información de las fincas piloto. En algunos casos, es este sistema experto el que programa automáticamente el programador de la finca frutícola, sin la intervención del agricultor.

Este sistema permite ahorros superiores al 20% de agua, sin que se vea afectada la producción, tanto en calidad como en cantidad de la fruta.

Redes antipiedra en verano para evitar los daños de las radiaciones solares

Después de los trabajos de experimentación y desarrollo realizados en el centro de experimentación IRTA Mas Badia, desde hace algunos años, el sector producto de fruta dulce de las comarcas de Girona se adapta al aumento de la radiación solar incidente los meses estivales con la colocación de un tipo de redes antipiedra que además de reducir el impacto del granizo sobre la cosecha de fruta, reduce considerablemente los daños en la fruta que ocasionan las elevadas radicaciones solares sobre las manzanas.

Actualmente, se considera que el 50% de la superficie de producción de manzana de la IGP Poma de Girona está bajo estas redes protectoras. Fuente: URTA


M�s informaci�n sobre frutas y hortalizas



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.