7/12/2016

Cataluña aprueba su Plan de seguridad alimentaria 2017-2021

El Gobierno catalán ha aprobado el Plan de seguridad alimentaria de Cataluña 2017-2021 , que tiene por objetivo mantener el alto nivel de seguridad alimentaria en todas las etapas de la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumo.

El Plan define las diferentes acciones públicas que se llevará a cabo en esta materia y debe permitir mantener un sistema de seguridad alimentaria integrado, moderno y eficaz, ofrecer a la ciudadanía las garantías necesarias en materia de seguridad alimentaria, y convertirse también en un instrumento de apoyo para la proyección internacional de los productos agroalimentarios de Cataluña.

La política de seguridad alimentaria es una responsabilidad compartida por diferentes departamentos de la Administración (Departamento de Salud; de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación; de Empresa y Conocimiento, y de Territorio y Sostenibilidad), por la Administración local, por sociedades científicas, por profesionales relacionados con la seguridad alimentaria y también para la sociedad civil. El Plan, por tanto, vincula todas las administraciones competentes para que actúen de manera coordinada en base a objetivos comunes y compartidos. Se trata de un documento que tiene una vigencia de 5 años y del que esta es la tercera edición.

Aparte de su importancia en salud pública, destaca el peso del sector agroalimentario en Cataluña, que representa alrededor del 4% del producto interior bruto (PIB). De hecho, el sector agroalimentario es el primer sector manufacturero de Cataluña (el 19,77% de la industria catalana por delante de la industria química y automovilística); es también el segundo clúster agroalimentario de Europa por detrás de la Lombardía, según el Observatorio de Clusters de Europa, y es el tercer exportador de Cataluña (exporta el 14,4% del valor total de exportaciones catalanas en el exterior ).

El Plan de seguridad alimentaria de Cataluña 2017-2021 establece un conjunto de objetivos en ámbitos diferentes: la inocuidad de los alimentos; la sanidad, la nutrición y el bienestar de los animales; la sanidad vegetal; los productos zoosanitarios y fitosanitarios; la contaminación ambiental si afecta directamente a la seguridad alimentaria, así como el conjunto de servicios, programas y actuaciones a desarrollar, y los mecanismos de evaluación y seguimiento que se deben llevar a cabo.

12 objetivos estratégicos y 111 líneas de intervención

A diferencia de los dos planes anteriores, el nuevo documento incluye no sólo objetivos estratégicos -que permiten entender la política de seguridad alimentaria en su globalidad- sino también objetivos específicos que suponen más concreción a la hora de alcanzar los propósitos fijados. Así, el documento establece 12 objetivos estratégicos, 66 de específicos y 111 líneas de intervención que se enmarcan en 5 ámbitos:

· Evaluación de riesgos: disponer del mejor conocimiento científico.
· Gestión de riesgos para la salud: minimizar riesgos, de acuerdo con los principios de priorización, prevención y respuesta rápida, y proteger los intereses de la ciudadanía.
· Gestión de cuestiones relacionadas: conseguir que la cadena alimentaria se ajuste a las expectativas legítimas de la ciudadanía.
· Comunicación de riesgos: construir redes de comunicación y de trabajo conjunto, así como lograr un nivel elevado de conocimiento y confianza.
· Calidad de los servicios públicos: ofrecer servicios eficientes y de calidad.

Por otra parte, las finalidades principales del Plan son:

Prevención de las enfermedades de transmisión alimentaria.
Minimización de la exposición de las personas a los agentes capaces de causar enfermedades por vía alimentaria.
Mantenimiento de un nivel elevado de confianza en el sistema catalán de seguridad alimentaria tanto por parte de la ciudadanía de Cataluña como de otros países.
Mantenimiento de un nivel elevado de protección de los intereses de la ciudadanía.
Mantenimiento de un nivel elevado de lealtad de las transacciones comerciales alimentarias.

El primer plan de seguridad alimentaria se impulsó en 2007. Diez años después, la evaluación de los resultados muestra un nivel elevado de éxito con un alto logro de objetivos y de implementación de las intervenciones previstas que se sitúa alrededor del 90%.

Los datos de la vigilancia y el control de la producción de alimentos en Cataluña indican que disponemos de un nivel muy elevado de seguridad, sin embargo cada vez que surge una nueva situación o indicio de la existencia de un riesgo se ponen en marcha las medidas necesarias de investigación y mitigación. Las alertas y crisis de los últimos años han tenido como consecuencia una mejora significativa de los sistemas de gestión de la seguridad alimentaria de Cataluña y en toda Europa, fruto de una mayor experiencia y conocimiento.

Esta experiencia adquirida en las etapas anteriores muestra que la política de seguridad alimentaria en Cataluña es una política consolidada, que debe continuar trabajando en los ámbitos de intervención previstos en la mejora de la eficacia y la eficiencia. Fuente: DARP


M�s informaci�n sobre politica agraria españa



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.