14/12/2016

La falta de lluvias de este otoño está afectando mucho al cultivo de colza en Castilla y León

La colza es un cultivo en fuerte crecimiento en Castilla y León. Hace 4-5 años, solo se sembraban 14.000 ha mientras que en la campaña pasada se sembraron 42.000 ha, es decir, se ha multiplicado por tres.

Este año, aunque todavía es muy pronto para hacer estimaciones, se cree que va a costar igualar la producción del año pasado. El motivo es que la meteorología no ha sido favorable durante la siembra, según la valoración de José María Santos, responsable técnico de herbáceos de URCACYL.

En la colza hay dos momentos críticos. Uno es el de la siembra, que debe realizarse de forma muy temprana, si es posible a finales de septiembre para facilitar que el cultivo se desarrolle antes de las primeras heladas. Sin embargo en dichas fechas las lluvias aún no habían aparecido y hubo que sembrar sin el adecuado tempero. Estas malas condiciones de siembra ha provocado que muchas parcelas van a verse obligadas a ser levantadas y resembradas (ya de otros cultivos por lo tardío de la estación).

Como decíamos anteriormente otro punto crítico otro es que cuando lleguen las heladas, la planta tenga, al menos, el estado de "cuatro hojas". En este caso, el cultivo todavía está a tiempo, ya que hasta el momento, las temperaturas han sido benignas. Además, el pronóstico para este invierno es que será lluvioso y suave, por lo que se espera que la planta pueda llegar al estado vegetativo de cuatro hojas antes de que lleguen las heladas, lo que le permitirá aguantar el invierno y desarrollarse en primavera. Por tanto, la producción final dependerá de como evoluciona la meteorología, apunta Santos.


M�s informaci�n sobre herbaceos



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.