4/11/2016

Las grasas trans en los alimentos deberían limitarse, según el PE

El Pleno del Parlamento Europeo aprobó la pasada semana una resolución en la que se pide a la Comisión Europea que establezca límites legales obligatorios a los ácidos grasos trans de producción industrial, ya que pueden incrementar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, infertilidad, alzheimer, diabetes y obesidad a los consumidores. La ingesta de grasas trans está sobre todo vinculada al consumo de aceites industriales parcialmente hidrogenados, que suelen encontrarse en la comida la rápida, los platos precocinados, la bollería industrial y los alimentos fritos.

Los eurodiputados sostienen que el hecho de que, según la Comisión, sólo uno de cada tres consumidores de la UE conozca los ácidos grasos trans demuestra que las medidas sobre el etiquetado son insuficientes. Piden por eso a la Comisión que proponga un límite legal en la UE al contenido de éstas en todos los alimentos lo antes posible, preferiblemente, antes de dos años.

El PE afirma que la introducción de límites legales de estas grasas en Dinamarca, que fijó el límite nacional en un 2% de aceites y grasas en 2003, es un caso de éxito que redujo significativamente las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares.

En la UE no existe una normativa a escala comunitaria que regule el contenido de las grasas trans en los alimentos o que obligue a etiquetarlas. Cuatro Estados miembros de la UE -Dinamarca, Austria, Hungría y Letonia- han fijado límites legales a la presencia de grasas industriales trans en los alimentos.

Otros como Bélgica, Alemania, Países Bajos, Polonia, el Reino Unido y Grecia han aprobado medidas voluntarias acerca del contenido de estas grasas, mientras que otros también cuentan con recomendaciones dietéticas nacionales como Bulgaria, Malta, Eslovaquia, el Reino Unido, Finlandia y Suecia.

En EEUU, desde 2006 es obligatorio un etiquetado nutricional de los ácidos grasos trans. Como resultado, la industria alimentaria ha comenzado a reducir masivamente el contenido de las grasas trans en sus productos.

Los ácidos grasos trans suelen encontrarse en los productos más baratos, lo que significa que las personas con menos ingresos tienen más tendencia a consumirlos, lo que a su vez incrementa el potencial de aumento de la desigualdad en el ámbito de la salud, sostienen los eurodiputados.


M�s informaci�n sobre alimentacion



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.