27/9/2016

Acuerdan en Castilla y León un Plan para la quema controlada de rastrojos por motivos fitosanitarios

Pagina nueva 6

El Consejo Regional Agrario de Castilla y León consensuó ayer el Plan Fitosanitario Medioambiental, según lo anunció la Consejera de Agricultura, Milagros Marcos, al término de la reunión, en la participaron las organizaciones agrarias ASAJA, la Alianza UPA-COAG y UCCL. Este Consejo contó también con la presencia del Consejero de Medio Ambiente.

 

El Plan que se ha consensuado permitirá la quema controlada de rastrojos, para el control de plagas, en momentos de bajo riesgo de incendios, De esta forma, con el Plan se conseguirá una reducción en el consumo de fitosanitarios con la consiguiente reducción de costes para los agricultores, además de tener beneficios medioambientales y para la salud humana, según apuntó la Consejera.

 

El Plan tendrá una duración de 4 años y cada año se podrá autorizar la quema de rastrojo hasta en un 25% de la superficie, siempre y cuando se esté en situación de bajo riesgo de incendios. Se tendrán que decidir cuales son las comarcas cerealistas donde se podrá aplicar el Plan. Además, va a estar sujeto a evaluaciones y modificaciones permanentes.

 

Marcos recalcó que se busca que el procedimiento sea sencillo para el agricultor y que esté supervisado por las delegaciones territoriales. El agricultor podrá hacer la solicitud de quema controlada de rastrojos en período de bajo riesgo de incendios. Si no hay comunicación contraria, en cinco días se otorgaría la autorización por silencio administrativo.

 

La Consejera explicó que solo se podrá realizar las quemas si en cada parcela de cereal se crea una zona de tres metros a modo de cortafuegos, mientras que para cultivos de más de 20 hectáreas, la franja de protección será de cinco metros. Además, tendrá que haber un mínimo de tres personas controlando el fuego con materiales adecuados y contar con un teléfono móvil para llamar al 112 en caso de emergencia.

 

El Consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, recordó que las quemas de rastrojos están prohibidas desde el año 2000 por normativa nacional, pero que se permite la excepción por cuestiones fitosanitarias. El Plan castellano-leonés es un plan científico-técnico, que se va a articular en base a los beneficios que va a generar en el control de plagas y que se va a aplicar con toda responsabilidad por parte de los agricultores. Las organizaciones agrarias se han comprometido a que va a ser así.

 


M�s informaci�n sobre politica agraria españa



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.