23/9/2016

Consideraciones a tener en cuenta en la siembra de remolacha en producción integrada

A la hora de programar una correcta siembra en nuestras parcelas destinadas al cultivo de la Remolacha Azucarera en Producción Integrada, se deben de tener en cuenta varios aspectos técnicos, entre los que destaca la obligación de:

1.­ Usar material vegetal que sea de categoría certificada y que proceda de productores oficialmente autorizados.

2.­ Emplear variedades que estén inscritas en el Catálogo Común de especies de plantas agrícolas de la Unión Europea y/o en la lista española de variedades de plantas.

3.­ Utilizar semillas debidamente garantizadas y desinfectadas cuando esta práctica pueda evitar enfermedades posteriores.

4.­ Con el objetivo de conseguir un producto de calidad con las mínimas intervenciones posibles, las variedades elegidas, la densidad y el marco de plantación empleado, el ciclo de cultivo, el momento y dosis de siembra, así como las rotaciones de plantación, se deberán de adaptar a las condiciones locales.

5.­ Emplear cultivares resistentes o tolerantes a algunas de las enfermedades importantes de la especie y adaptados a las condiciones locales, salvo justificación técnica expresa.
Del mismo modo, está prohibido, siembras a profundidades superiores a 5 cm, el empleo de densidades de plantación superiores a 150.000 plantas/ha; así como la utilización de variedades especialmente sensibles a determinadas enfermedades de especial incidencia o relevancia.

El Reglamento Específico de este cultivo establece además como practicas recomendadas el empleo de material vegetal con un poder germinativo de las siguientes
caracteristicas: En semilla monogermen, del 75% (al 4º día) o del 89% (al 7º día), en este caso la monogermia debe ser del 95% (al 7º día); En semilla multigermen, del 81% (al 7º día). También se recomienda el empleo de semilla protegida o proteger la siembra con los insecticidas y fungicidas que figuran en el Cuadro nº 3 del Reglamento Específico de Producción Integrada de Remolacha Azucarera para siembra otoñal, como tratamiento preventivo contra plagas de suelo y enfermedades.

Se recomienda, así mismo, la utilización de sembradora de precisión, sembrar a 50 cm entre líneos (en secano como máximo a 55 cm), sembrar con densidades de plantación de, aproximadamente, 70.000 plantas/ha en secano y 100.000 en regadío, no superar los 4 Km/hora de velocidad de siembra; y la realización de la siembra entre el 25 de septiembre y el 31 de octubre en parcelas de secano y del 15 de octubre al 30 de noviembre en parcelas de riego; empleando variedades tolerantes al espigado en las siembras más tempranas. Fuente: Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía


RAIF



M�s informaci�n sobre remolacha



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.