8/9/2016

El mercado turco paga la avellana un 58% más cara que la Lonja de Reus

Unió de Pagesos denuncia una diferencia de precio de la avellana injustificada entre las lonjas de Reus y las de Italia y Turquía, que en el caso de este último país puede llegar a suponer hasta un 58% el valor del de la Lonja de Reus.

El sindicato recuerda que el pasado lunes 5 de septiembre la Lonja de Reus inició la cotización de la avellana para esta nueva campaña, con un precio cotizado de 2,20 euros la libra de negrita. En cambio, el precio medio de la avellana en Italia ha iniciado la campaña con un valor de 2,60 euros la libra, 0,40 euros por sobre el valor de Reus (aunque determinadas variedades cotizan a 3,36 euros la libra, 1,16 euros por encima de la cotización de Reus). En Turquía las cotizaciones actuales oscilan entre las 14,30 y las 12,25 libras turcas el kg cáscara, el equivalente a 3,48 y 3 euros la libra de avellana. Así, la diferencia de precio con Turquía es de entre 0,80 y 1,28 euros la libra, de hasta el 58% del precio en origen.

Hay que recordar que las estimaciones oficiales turcas de producción de avellana para esta campaña son de 468.000 toneladas, cuando la media de producción es de 550.000 toneladas; por lo tanto, el mercado estará condicionado por una fuerte demanda en relación a la oferta disponible. Por todo ello, Unió de Pagesos encuentra incomprensible que el precio cotizado esta primera semana para la avellana negrita por parte de la Lonja de Reus sea tan bajo. El sindicato considera que este precio no refleja la realidad del mercado. Ante esta situación de cotizaciones a inicio de campaña por debajo de la realidad del mercado, que se ha producido en varias ocasiones en los últimos años, Unió de Pagesos pide al Departamento de Agricultura que el Observatorio Agroalimentario de Precios empiece a elaborar ya los precios representativos de la avellana y no espere en enero como tiene previsto, ya que en los próximos cuatro meses se comercializa el grueso de las avellanas y se determinan los ingresos del productor. 

En este contexto de poca transparencia del mercado interior de la avellana, con precios por debajo de los internacionales, los productores de frutos secos se enfrentan desde el 2015 y para los próximos cinco años con la decisión del Departamento de dejar de pagar el 20% del valor de las ayudas agroambientales de producción integrada en almendro, avellano y nogal (35 euros menos por hectárea en almendro y nogal, y 72 euros menos por hectárea en avellano), y de dejar totalmente fuera de estas ayudas durante este periodo los nuevos solicitantes, como los jóvenes que se incorporan a la actividad agraria. Hay que tener en cuenta, además, que los productores de frutos secos, y especialmente los de avellana, ya sufrieron la desaparición de una de las medidas agroambientales específicas del cultivo y la precarización de la segunda medida específica con la aprobación del nuevo Programa de Densenvolupament Rural (PDR) de Cataluña 2014-2020. Las medidas agroambientales compensan gastos efectuados por el campesinado como consecuencia de la aplicación de sistemas de producción más respetuosos con el medio ambiente. Los campesinos y campesinas de los frutos secos ha desembolsado ya los gastos de dos años de compromisos que ahora no verán compensados.

El sindicato también reclama al Departamento que rectifique su decisión y que aporte los fondos necesarios para pagar a los agricultores las ayudas agroambientales comprometidas para este período de cinco años. Es la primera vez que el Departamento de Agricultura decide dejar de pagar a los campesinos y campesinas ayudas agroambientales. Fuente: Unió de Pagesos


M�s informaci�n sobre frutas y hortalizas



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.