6/9/2016

Incidencia de la mosca del olivo en Andalucía

La actividad de la mosca del olivo (Bactrocera oleae) sobre el cultivo de olivar en Andalucía a finales de agosto, continúa siendo muy escasa, mostrando una mayor incidencia en las provincias occidentales y principalmente en Cádiz, en donde, por las condiciones atmosféricas de alta humedad relativa y temperaturas suaves, favorece la biología de este insecto.

A lo largo de la presente campaña, la actividad de este insecto es muy reducida, siendo sus poblaciones de adultos muy bajas, favorecido entre otras causas por las
altas temperaturas registradas en los últimos meses y que continúan elevadas a lo largo del mes de agosto, estas poblaciones están experimentado un aumento
paulatino en la incidencia sobre el cultivo en algunas provincias como la de Cádiz, alcanzándose en la presente semana un valor medio provincial del 2’40% de
picada total, ligeramente superior a los valores que se registraron durante la pasada campaña, que en estas fechas se alcanzaban unos registros del 1’70% de
picada total.

En el resto de provincias andaluzas también se observan frutos afectados, siendo incipiente el porcentaje de frutos con picada, encontrándose los valores entre los
1’10% de picada total de Huelva y valores inferiores al 0’20% para el resto de provincias.

En cuanto a la presencia de picada viva, los índices registrados son muy bajos, destacan las provincias de Cádiz y Málaga, con un valor medio de 1’10 y 0’20% de
picada viva, respectivamente; mientras que en el resto de provincias no alcanzan el 0’10%.

La ausencia de precipitaciones acompañadas por las altas temperaturas que se vienen registrando durante este mes de agosto principalmente en las zonas de
interior está favoreciendo las escasas poblaciones de adultos, lo que se refleja en las bajas capturas en las diferentes trampas colocadas al efecto; por otra parte, el
vuelo de este agente es superior en aquellas zonas con temperaturas suaves como es el caso de olivares cercanos a la costa y en el interior, en las zonas de sierra,
en donde las condiciones medioambientales de temperatura y humedad crean un ambiente más propicio para su desarrollo biológico.

En cuanto al vuelo de adultos, destaca por las poblaciones de adultos en las placas cromotrópicas, las registradas en las provincias de Granada y Cádiz, con un
valor medio provincial de 2 y 1’70 adultos/placa y día, respectivamente.

Mientras que las capturas en los mosqueros Mac­phail destaca por la cuantía de las mismas, las provincias de Cádiz y Málaga, con un valor medio provincial de
4’60 y 0’90 moscas/mosquero y día, respectivamente.

En cuanto a la realización de controles fitosanitarios, se esta recomendando la realización de tratamientos aéreos y terrestres de parcheo, en algunas zonas
localizadas, principalmente de las provincias de Cádiz y Sevilla.

Se aconseja vigilar el cultivo, observando la evolución de éste insecto, tanto cuantificando las poblaciones de adultos en trampas, como la incidencia de éstos sobre
las aceitunas, mediante la realización de muestreos de frutos.

No obstante, es interesante conocer la biología del insecto y sabiendo que un factor limitante en su actividad, son las condiciones ambientales de temperatura y
humedad relativa.

Así mismo, conocer que entre la fauna auxiliar que puede ejercer un cierto control sobre el crecimiento poblacional de este agente, se encuentra Pnigalio mediterraneus, Psittalia concolor, Eurytoma Martellii, Cyrtoptyx latipes y Eupelmus urozonus. Fuente: Red de Alerta e Inspección Fitosanitaria


http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/raif/novedades/historico/2016/novedad_160830.html



M�s informaci�n sobre olivar



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.