7/7/2016

IVIA y Sanidad Vegetal estudian a petición de LA UNIÓ parcelas de caquis en la Ribera afectadas por una marchitez parcial de las hojas

Técnicos del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) y de Sanidad Vegetal estudian, a petición de LA UNIÓ de Llauradors, los problemas ocasionados en algunas parcelas de caquis de la Ribera afectadas por un marchitamiento inexplicable de las hojas de algunas ramas. Hace unos días visitaron varias explotaciones una representación de LA UNIÓ y el máximo responsable técnico de Sanidad Vegetal de la Conselleria de Agricultura, Vicent Dalmau y el científico del IVIA, Toni Vicent, experto en micología y plagas.

El recorrido por algunos de los campos afectados obedece a la inquietud de productores de LA UNIÓ en la comarca que están viendo cómo, sin ningún tipo de explicación razonable, las hojas de algunas ramas del caqui se marchitan, lo que provocará una disminución de la cosecha de la campaña.

LA UNIÓ está a la espera que los técnicos de la administración autonómica den las causas de esta fisiopatía, pero todo apunta a que se trata de un problema causado por algún hongo de poca virulencia que provoca problemas muy localizados. La incidencia no tiene nada que ver con el grave problema que se sufrió hace unos años con la necrosis foliar del caqui provocada por la Mycosphaerella Nawae y que puso al cultivo del caqui al límite de la desaparición. Precisamente ha sido el investigador del IVIA, Toni Vicent, considerado uno de los mejores micólogos de Europa, quién acompañado de los responsables de LA UNIÓ comprobaron in situ algunos de los árboles afectados.

Sin embargo LA UNIÓ quiere trasladar a los productores que estén alerta ante el aumento de la incidencia de ciertos hongos como la Rosellinia necatrix o Armillaria sp que provocan la muerte del caqui. Ese sí es un problema grave, pero si se detecta a tiempo en la explotación se puede controlar su expansión.

Eduard Esparza, responsable del sector del caqui de LA UNIÓ, comenta que “este problema del marchitamiento ya lo conocían los agricultores hace unos años, no se trata por tanto de un problema generalizado porque al año siguiente las hojas de la rama vuelven a vegetar normalmente como si no hubiera pasado nada”. Esparza dice que “a pesar de esto todos los problemas fitosanitarios se tienen que conocer y solucionar lo más pronto posible y recomienda que todos aquellos productores que observen cosas anómalas en la plantación lo comuniquen pronto, puesto que si se conoce a tiempo y se controla desde el inicio se podrá parar la situación rápidamente”. Fuente:La Unió


M�s informaci�n sobre frutas y hortalizas



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.