20/6/2016

Abaratar el precio del agua desalada, promesa electoral que recogen los principales partidos políticos para el 26-J

FERAL advierte que sólo con agua de las desaladoras no se puede regar y reclama que los programas incluyan propuestas concretas para fomentar la interconexión de cuencas y la gestión solidaria de los recursos hídricos

Abaratar el precio del agua desalada para riego es la promesa electoral en la que coinciden los principales partidos políticos en sus programas de cara a los comicios del próximo 26 de junio. PP, PSOE y Ciudadanos sitúan el fomento del agua desalada en lo más destacado de sus medidas de gobierno para garantizar en España una gestión sostenible de los recursos hidrícos.

El PSOE habla incluso del establecimiento de tarifas sociales, entre los mecanismos previstos para facilitar la utilización de agua desalada a precios asequibles, y coincide con Ciudadanos a la hora de apostar por el fomento de las energías renovables para conseguir abaratar los costes del agua para los regantes. Por su parte, el PP ignora la alusión a las energías renovables y prefiere mencionar “la introducción de nuevas tecnologías” para reducir el consumo energético.

Desde la Federación de Regantes de Almería (FERAL), se valora muy positivamente que los principales partidos recojan la necesidad de rebajar el precio del agua desalada, pero considera que esta propuesta es a todas luces insuficiente porque sólo con agua desalada no se puede regar, debido a que su excesiva pureza y la ausencia de sales daña irreparablemente los cultivos. Por ello, FERAL reclama a los candidatos a la Presidencia del Gobierno que incluyan en sus programas electorales “medidas realistas que garanticen al sector agroalimentario almeriense el agua que necesita en cantidad, calidad y precio”, según el presidente de FERAL, José Antonio Fernández.


Sin trasvases

En este sentido, los regantes almerienses echan de menos las referencias a los trasvases y a las interconexiones de cuencas, conceptos que no se utilizan en los programas electorales. Sin embargo, todos los partidos proponen atender la demanda de las cuencas deficitarias y emprender una gestión sostenible de los recursos hídricos, aunque no explican cómo lo harán.

Por ejemplo, el programa socialista incluye la creación de Bancos Públicos del Agua, cuyos recursos se destinarán “a zonas con potencial de producción agrícola y capacidad para generar empleo”, aunque no especifica cómo se harían llegar esos recursos a una zona como Almería. Algo parecido refleja el programa del PP, en el que se afirma que “se asegurará la atención de la demanda en las cuencas deficitarias del país y se evitará la sobreexplotación de los recursos”, pero en ningún momento aclara con qué tipos de recursos hídricos se atendería la demanda de Almería, aparte del agua desalada. En el caso de Ciudadanos, se evita en todo momento hablar de medidas concretas y sólo se recoge la elaboración de un “Libro Blanco del Agua basado en criterios técnicos y científicos, que sirva para la redacción de un nuevo Plan Hidrológico Nacional”. Con la misma falta de concreción, Unidos Podemos aboga por la revisión de los Planes Hidrológicos para garantizar el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua, sin entrar en más detalles.


Sin precio único del agua

Los programas electorales de las cuatro formaciones mencionadas tampoco hacen ninguna alusión al establecimiento de un precio único para el agua de riego en España, que ponga fin a los agravios comparativos entre agricultores de diferentes zonas del país. Aunque el programa del PP es el más explícito al señalar la necesidad de centralizar y unificar criterios en las políticas del agua, ningún partido refleja medidas para unificar los precios.

En cuanto al tarifazo eléctrico, el programa socialista es el único que propone un contrato de temporada flexible, “de forma que los regantes puedan tener suscrito con las compañías eléctricas un contrato con la potencia necesaria para el mantenimiento de los equipos (8 meses) y otro de temporada de riego para los meses de máximo consumo”. No obstante, la fórmula seleccionada por el PSOE es de aplicación general para un modelo de riego en cultivos extensivos que nada tiene que ver con la especificidad de la agricultura intensiva almeriense, que mantiene estable durante todo el año el consumo eléctrico y el consumo de agua de riego.

En conclusión, FERAL lamenta la falta de concreción en los programas electorales a la hora de reflejar propuestas de gobierno dirigidas a resolver el déficit hídrico de la provincia. “El agua es un recurso imprescindible, pero no vemos reflejada su importancia en las propuestas electorales, a pesar de que de ello depende el futuro de zonas de producción tan importantes como Granada, Almería y Murcia”, añade el presidente de FERAL, quien recuerda su ofrecimiento de colaboración y diálogo permanente con todas las fuerzas políticas que estén interesadas en conocer de primera mano las necesidades reales de los regantes. Fuente: FERAL


M�s informaci�n sobre agua



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.