27/5/2016

Acuerdo entre Administraciones para controlar los puntos de recepción y evitar los robos en el campo extremeño

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha valorado de forma muy positiva la reunión que tuvo lugar el miércoles, de la Junta de Seguridad sobre Robos en la Campaña Agrícola, entre la Delegación del Gobierno en Extremadura y la Junta de Extremadura, toda vez que la mayor coordinación y colaboración en las actuaciones por parte de las Administraciones competentes es una de las medidas que Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, la federación que aglutina a casi 230 cooperativas de la región, ha planteado reiteradamente como mecanismo para evitar la actual oleada de robos que se está produciendo en las explotaciones agrarias de la región.

Otras de las medidas fundamentales para ello son, en opinión de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, el control real de los puntos de recepción de productos, para que no se compren sin la documentación correspondiente; el endurecimiento de las sanciones administrativas para quienes no puedan demostrar la procedencia de sus productos; y el control del cumplimiento de los requisitos en trazabilidad y seguridad alimentaria.

De este modo, la unión de cooperativas extremeña aplaude el anuncio realizado por parte de la Delegación del Gobierno y de la Junta de Extremadura de publicar un decreto para dotar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de los instrumentos necesarios para poder controlar de una manera efectiva la trazabilidad de los productos.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura presentó el pasado mes de febrero un escrito oficial ante la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, en el que proponía una serie de medidas, concretadas por el Consejo Rector de la unión cooperativa extremeña, para combatir estos robos en el campo. “Son medidas que creemos fundamentales para evitar la oleada de robos, que provoca una importante preocupación e incertidumbre en el sector”, asegura el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, Domingo Fernández, quien explica además que “estos actos delictivos van acompañados de graves destrozos e importantes pérdidas económicas para todo el sector, propiciando situaciones muy tensas entre los agricultores, que intentan defender sus propiedades y su medio de vida en el entorno rural”.

Esta batería de importantes medidas planteada por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura se concretan tras diversas reuniones que la unión extremeña de cooperativas ha mantenido con la Delegación del Gobierno y con la Junta de Extremadura, para solicitar que se aumente la vigilancia en el campo y que se controlen los centros de recepción para que no se compre el producto sin la documentación correspondiente, como única vía posible para atajar la oleada de robos que se está produciendo en este sector.

Y es que se plantea que se exija a estos puntos de recepción de productos las mismas condiciones técnicas, sanitarias y de seguridad alimentaria que cumplen las cooperativas, de forma que estos puestos estén autorizados por la autoridad competente para realizar su actividad, dispongan de licencia de apertura y autorizaciones locales y cuenten con la documentación acreditativa de cualquier transacción que realicen. Esta medida evitaría, en opinión de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, las operaciones que se realizan con los productos robados, así como el tránsito de dichos productos que quedan fuera de todo control sanitario y fiscal.

“Los productos que se compran y venden en los puestos ilegales carece totalmente de controles sanitarios y de trazabilidad”, señala el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, quien explica que “cuando en estos puestos se recepcionan dichos productos se desconoce en todo momento su procedencia y esto supone un importante problema de inseguridad alimentaria, porque lo mismo el árbol o la planta de la que se ha cogido ha sido tratado fitosanitariamente y no se puede consumir; y además un descontrol administrativo frente al resto de productos recogidos normalmente en campaña”.

Ante esta situación, Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha solicitado como segunda medida importante el endurecimiento de las sanciones administrativas a todos los agentes que operan en el mercado y no pueden demostrar la procedencia de sus productos, siendo estas sanciones proporcionales al acto delictivo que se comete.
Igualmente, se plantea llevar a cabo una mayor vigilancia y control del cumplimiento de los requisitos de seguridad alimentaria durante el transporte de las mercancías estableciendo un documento de transporte desde las explotaciones hasta el punto de recepción –firmado por el agricultor o ganadero, el ayuntamiento o cooperativa receptora y acompañado por una copia de solicitud de la PAC del titular que conduce- y otro desde el puesto de compra a destino –con el ticket de pesada, albarán correspondiente, expedidor y receptor de la mercancía, etc.-

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura es la federación que aglutina a casi 230 cooperativas para su representación y defensa de intereses, que facturaron en el año 2014 más de 910 millones de euros y suman más de 40.000 agricultores y ganaderos, lo que muestra la importancia de las cooperativas extremeñas como empresas y su papel en el sector agroindustrial de la región, generando riqueza y empleo en el territorio donde se asientan, comprometidas con las zonas rurales y con el medio ambiente.


M�s informaci�n sobre politica agraria españa



Con la excepci�n de las disposiciones legales, est� expresamente prohibida la reproducci�n y redifusi�n sin nuestro permiso expreso de todo o parte del material contenido en esta web, incluyendo como tal la hipervinculaci�n en p�ginas de marcos.